Salvatore Palmigiano es un joven que perdió a su esposa Antonietta Delli Santi, quien estaba embarazada y falleció luego de tres meses de agonía por el en .

Según , Palmigiano cuenta que fue el mismo ginecólogo de su pareja quien les recomendó que la joven madre de 26 años no se vacune aún.

Pese a las mala vivencias, Palmigiano no pierde la fe y aún tiene cerca a su hijo de dos años llamado Gaspare, quien aún no sabe que no volverá a ver a su madre y, quizás, no se ha dado cuenta que iba a tener una hermanita.

La trágica historia se dio en la localidad italiana de Cilento. Palmigiano relató que su esposa enfermó de coronavirus el pasado 14 de agosto cuando tenía seis meses de embarazo.

Tres días después, Delli Santi fue intubada y tuvo que dar a luz a Sharon de emergencia. Sin embargo, la bebé no tuvo las fuerzas para seguir y falleció 20 días después.

Desde ese momento, algunos días eran buenos y otros, no tanto. “La última tarde antes de su muerte estuve con ella: sus ojos estaban abiertos, bien abiertos. Tenía mucho miedo, lo sentí”, contó.

“¿La vacuna le hubiera salvado la vida? Sí, hoy estoy seguro. Quizás en ese momento no estaba muy convencido. Por eso no culpo a nadie más que a mí”, añadió.

“También creo que si hubiera entendido de inmediato la gravedad de su estado no la habría llevado al hospital de Vallo della Lucania”, relató el joven.

Sobre su esposa, Palimigiano afirma que sigue adelante por su hijo, fruto de su matrimonio con la joven de 26 años.

“Antonietta sigue siendo el único gran amor de la vida. Yo también moriré un día con el remordimiento de no haber hecho lo suficiente por ella“, sentenció.

VIDEO RECOMENDADO

Suiza gana más dinero con el café que Colombia

tags relacionadas