La vacuna Johnson & Johnson contra el coronavirus COVID-19 tendría ciertos efectos adversos que están siendo evaluados por las autoridades sanitarias. (Foto: EFE)
La vacuna Johnson & Johnson contra el coronavirus COVID-19 tendría ciertos efectos adversos que están siendo evaluados por las autoridades sanitarias. (Foto: EFE)

Varios países han optado por suspender la administración de la vacuna del laboratorio Janssen (filial de ), luego de la aparición de irregulares en personas que recibieron una dosis. Sin embargo, las autoridades sanitarias prefieren poner en una balanza los costos y los beneficios que supone inocular la vacuna, sobre todo cuando el número de individuos afectados por los efectos secundarios parece mínimo.

MIRA: El príncipe Harry y el príncipe William retomaron comunicación, al menos por teléfono

Las cifras dadas por Estados Unidos, país donde se registraron los coágulos en pacientes, indican que solo se han detectado seis casos (entre ellos, ) tras más de 6.8 millones de dosis inoculadas (a diferencia de otras vacunas, la de Janssen solo requiere una dosis). Con esos datos, las posibilidades de desarrollar coágulos serían de menos de uno por cada millón de dosis. En contraste, uno de cada 10 estadounidenses ha contraído la COVID-19.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) —que ha autorizado el uso de la vacuna de Janssen para la Unión Europea— ha sido clara en afirmar que, a pesar de que investiga los casos reportados, “las ventajas de la vacuna para la prevención de COVID-19 superan a los riesgos de efectos secundarios”.

Semejanzas

La Administración Federal de Medicamentos de Estados Unidos (FDA) dijo que los cuadros vistos son similares a los que detectaron tras la inoculación de la vacuna del laboratorio británico AstraZeneca en Europa y Reino Unido.

En Gran Bretaña, aproximadamente una de cada 1000 personas se ve afectada por un coágulo en una vena cada año. Pero el trastorno vinculado a las vacunas sería mucho más raro. De acuerdo con la agencia de noticias AFP, la EMA indicó —en el caso de AstraZeneca—que no se trata de simples trombosis, como las flebitis, sino de afecciones muy inhabituales. Primeramente, por su localización: afectan las venas cerebrales y en menor medida, el abdomen.

Con la vacuna de Janssen también se observaron “trombosis de los senos venosos cerebrales”, subrayaron el martes las autoridades sanitarias de Estados Unidos, la FDA y los Centros de Control de Enfermedades (CDC).

Una mujer ha muerto y otra está grave por los casos adversos de vacuna de Janssen. (REUTERS/Marco Bello)
Una mujer ha muerto y otra está grave por los casos adversos de vacuna de Janssen. (REUTERS/Marco Bello)

Estas patologías se presentan a la par con una caída del nivel de plaquetas sanguíneas, por lo que a la vez de coágulos sanguíneos, el paciente puede sufrir hemorragias. Pero hasta ahora los investigadores no han encontrado una forma de predecir quién desarrollará el trastorno y no han identificado ninguna condición subyacente que pueda indicar la susceptibilidad.

Vector viral

Un informe de AFP señala que los efectos secundarios podrían estar relacionados con la técnica de ambas vacunas de “vector viral”. Esta se basa en tomar como soporte otro virus, que se modifica para que transporte en el organismo informaciones genéticas capaces de combatir al coronavirus.

Las dos vacunas utilizan un adenovirus, un tipo de virus muy corriente. El de AstraZeneca es un adenovirus de chimpancé y el de Johnson & Johnson es uno humano.

“Todo indica que se debe al vector adenovirus”, explicó en Twitter Mathieu Molimard, especialista francés en farmacología, recordando que este tipo de problemas no se da con las vacunas de Pfizer/BioNTech y de Moderna, que utilizan la técnica de ARN mensajero.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR