Las indignantes palabras de un cura que violó a niña: "Me encariñé con ella y una cosa llevó a la otra"

El sacerdote español Iván Merino Pedial fue encontrado por la Policía de Venezuela abusando de una menor en su auto. 

Venezuela
Venezuela
Venezuela

El sacerdote Iván Merino Pedial (35) era el párroco más querido de la Iglesia María Inmaculada de Maracaibo, en Venezuela, hasta que la Policía lo encontró violando a una niña de doce años en su vehículo. 

A los oficiales les había parecido extraño que los ocupantes del auto se demoraran demasiado en descender, así que se acercaron para saber qué sucedía: hallaron al cura pedófilo violando a la menor, quien luego les dijo que "el hombre abusaba de ella desde hacía tres años” y la contactaba por redes sociales, según la Fiscalía. 

Merino Padial, natural de Motril (Granada, España) y perteneciente de la Orden de Agustinos Recoletos, ejerció como maestro de Religión y se encargaba además de labores pastorales, explicó el portavoz de la orden, que negó que existan acusaciones o denuncias similares contra este religioso durante su permanencia en España.

El secretario de gobernación de Zulia, Lisandro Cabello, dijo en una rueda de prensa que los primeros resultados de la investigación arrojan que la menor de 12 años fue abusada sexualmente, y que se está determinando si hay más víctimas. 

En una grabación filtrada del interrogatorio policial, el sacerdote dijo que se ha “encariñado” con la menor, así como ella con él, y que “una cosa llevó a la otra”.

La Arquidiócesis de Maracaibo publicó este martes un comunicado en el que pide perdón por los actos lascivos que cometió el sacerdote Iván Merino Padial, contra una niña de 12 años.

Ir a portada