(Agencias)
(Agencias)

Del saque somos carnecita... Han pasado 48 horas de la derrota en Santiago y no la digiero. El peor Chile de los últimos años sin hacer mucho nos metió 2-0. Los equipos de Bielsa y Sampaoli inspiraban respeto, pero el de Rueda es previsible, sin sorpresa, y no es tan intenso ni tiene ese ida y vuelta como los equipos del ‘Loco’ y el ‘Hombrecito’.

Arturo Vidal es un crack en su puesto, pero no un jugador para que marque la diferencia en un partido de Eliminatorias. No es Neymar, Gabriel Jesús, Messi, Cavani, James Rodríguez. Un remate espectacular desde media distancia y sus huevos fueron suficiente para que se burlen de nosotros. Qué feo...

Y vuelo cada vez que recuerdo que algunos seleccionados a la hora del desayuno estaban preocupados y presionando para emitir un comunicadito apoyando las marchas y protestas. Carajo, era la previa de un choque importantísimo, clave, y estamos pendientes de ganar ‘likes’ y estar en la foto.

Teníamos al frente a Chile, al rival eterno, el clásico de nuestra historia y el cupo directo o repechaje. Pero priorizamos temas ajenos a lo deportivo. No hay uno en el comando técnico que los guapee y los haga entender que hay tiempo para hacer el amor, para pasear con la familia, para reunirse con los amigos y hasta para publicar en el Instagram. La concentración es la concentración y solo se piensa y respira fútbol. Así es...

Luis Advíncula es el capitán, se despierta, lee las redes y publica: ‘Me llega al p... todas las opiniones’. No tiene la capacidad de recibir criticas para mejorar o ignorar los comentarios si no son acertados.

Le sugiero que chequee los 8 goles que nos han clavado en las tres primeras fechas. Que pare y corra las imágenes. Que apriete play en las jugadas solo de su banda. Nosotros queremos al mejor ‘Rayo’. No al insolente. Surge y crece, el que escucha. Aquí nadie ha invadido su vida privada. Bravo y malcriado ponte con esos alcahuetes que te centran para que te ampayen y dejen como ‘paganini’ a nivel nacional. Curuju...

Pedro Gallese es un arquerazo bajo los tres palos. Su fuerte son los mano a mano cuando hace la de ‘Dios’ y sus reflejos. Pero le cuesta salir a despejar los balones aéreos y la prueba más reciente es el gol de cabeza de Richarlison.

El viernes me queda una sensación de que es muy tibio con el ‘Rey Arturo’. Solo le hizo sombra. En su cueva, en su área chica, en ese rectángulo, tiene que apretar los guantes y llevarse ñatas, pómulos y lo que venga. José Luis Chilavert en esa zona no perdonaba. Ningún jugador quería estar cerca al golero paraguayo porque se los comía con todos los ajíes. Mira sus videos y verás que no miento. Rexuxa...

Ya basta con el cargamontón a Raúl Ruidíaz. Él no tiene la culpa. La responsabilidad es de Ricardo Gareca por su terquedad. Ahora dice que puede ser que se equivocó en el planteamiento. Bueno, se le paga tres veces más que la Clasificatoria pasada como para que regale medio tiempo y puntos.

El no es Papá Noel ni el presidente de la Beneficiencia. Aquí hasta por mesa te eliminan o vas al Mundial. Así que reacciona o se te acaba el crédito. La prensa ayayera que te siga el amén.

No cabe pedir a Guerrero y Farfán porque están lesionados. Hay que arreglárselas con los que están. Además, Paolo y Jefferson ya son tíos de 36 años. Calidad les sobra, pero la edad es la edad. Ayayayay...

Les cuento que el guaraní Ángel Romero fracturó de la columna al argentino Exequiel Palacios, quien estará tres meses de para. Le dio un señor rodillazo en la espalda y lo sacó en camilla de la cancha.

Fue ‘mala leche’ al mango y ni siquiera ha pedido disculpas. La prensa paraguaya rescata la actitud y entrega de sus chicos y no están con la estupidez de que debió ser roja. Aquí hicimos una serie de Netflix de varias temporadas con Zambrano y Almirón. Allí están las consecuencias. Tres fechas de castigo. Así es... Me voy, soy fuga.