Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

Un 5-0 es imperdonable: Brasil despertó ante Perú y somos el hazmerreír del continente

El Bombardero nos deja su análisis de la catastrófica caída de la selección peruana en la Arena Corinthians

Pisa Pelota
Pisa Pelota
Pisa Pelota

Del saque somos carnecita... Fue una mano bien pesada. Una cachetada que nos volteó la cara. Una vergüenza de aquellas. Una humillación terrible y que no se borrará en la historia. Un 5-0 es imperdonable. Brasil despertó ante Perú y somos el hazmerreír del continente. Aquí no hay excusas ni peros, ni barreras que valgan. No se salva ni uno solo. Lo peor es que el resultado no refleja lo acontecido. El ‘Scratch’ se perdió un penal y varios goles coreados por la ‘torcida’. Parecía un partido de quinto de media contra kinder. Abuso total. No generamos ni una sola una situación de peligro. No pasamos la media cancha. Nos han hecho ‘camotito’, oles, ‘tiki taka’ y han bailado samba. Si nos ponían al equipo femenino con Marta, igual nos bailaban. Hasta ayer estábamos casi clasificados y ahora sacamos la calculadora y rezamos para avanzar terceros. No quiero ni pensar que la Sub-23 de Japón nos puede dejar afuera. Lo que ha ocurrido es una verdadera ‘mela’. Sí, señores...

Y por siaca, se nos vienen más papelones. Tenemos cuatro defensas con perfil de vendedores de seguros vehiculares y salud. Recién al minuto 78, Advíncula lo reventó a Everton, que en dupla con Gallese hicieron la fiesta. Los once de Tite salieron de la cancha sin un rasguño y no se cambiaron de camisetas en el entretiempo, porque ni sudaron. La prensa le tiró la hinchada encima a Zambrano, porque metía ‘taba’. Yo prefiero perder ajustando que haciendo el papel de sonso y ‘buenito’. Firmino lo ve al ‘León’ y tiembla. Es que lo zarandeaba en la Bundesliga cuando el brasileño jugaba en el Hoffenheim. Ahora quiero escuchar y leer a los coleguitas que le tiraron al pueblo encima al zaguero por hacerse sentir y respetar. El fútbol es arte y también roce. El ‘Fair Play’ es la más grande mentira de este deporte. Y no va a ser...

¿Quiénes son los responsables de la derrota? El primero es Ricardo Gareca. Por el nivel de la selección después del Mundial. Segundo, los jugadores, porque se creyeron lo que no son. Encima no son solidarios. La ‘Culebra’ hace poquito soltó un veneno: ‘Para esta huevada, mejor hubiera venido Hohberg’. Lo del ‘Depredador’ es entendible cuando guapea a la gente. Pero ya cuando empiezan sus ‘berrinches’ y niñerías se desconecta y perjudica al grupo. Y tercero, la prensa que endiosa al ‘Tigre’ y le pasa por alto sus despistadas. Y todavía en la conferencia post-masacre se hace el ofendido. Un periodista le dijo: ‘Profesor, es una goleada humillante para el país’. Y molesto contestó: ‘Si lo analizó de esa manera, yo no le voy a responder’. Cómo no se araña cuando los fines de cada mes le depositan sus más de 300 ‘lucas gringas’. Allí no se pone en plan. Este resultado sacaría a cualquier técnico. Pero que siga viviendo de Rusia 2018, donde clasificó por mesa. Ayayayay...

La canté después del choque con Bolivia. Si repetimos el primer tiempo ante una selección bien armada, nos meten 3 o 4. Y dicho y hecho. No me equivoqué. Aguantamos solo 12 minutos. Un córner y nos vacunaron facilito. Luego el ‘bloopper’ de Gallese desmoralizó hasta a los de la banca. Ni colectivo, combi ni línea amarilla. Este cuadro que viene de una Copa del Mundo se desesperó, perdió el control. El ‘Rayo’ y Trauco, irreconocibles. El derecho va a soñar con Everton. Se lo llevó en diagonal y por su pie. Y cada vez que lo picaba, solo lo correteaba. El zurdo, con Gabriel Jesús. El lateral de Flamengo no corta ni un centro. Ni siquiera llega la ‘puntita’ de su botín. Lo sobrepasan por velocidad. Abram y Araujo son un semáforo de madrugada. Me preocupa Tapia. Da la impresión de que se ha comido una vaca entera. Demasiado lento. Tiene un peso de uno de 35 años. Cueva, Yotún y Polo fueron decoración en la torta. Jefferson se quedó escuchando en el vestuario la nueva producción de la ‘Totó’. Un Paolo aniñado no queremos. Ballón entró tarde y Flores y ‘Canchita’ no iban a solucionar tamaña debacle. Nuestro entrenador recién a los 80 minutos se dio cuenta de que debió arrancar con cinco volantes. Un detalle: Venezuela corrió a la par de Brasil y metió taba con Figuera, que jugó en la ‘U’. Nosotros éramos un tico y ellos un Fórmula 1. Físicamente, estamos hasta las santas hueveras. Mañana sigo con fuerza... Me voy, soy fuga.

Cargando siguiente contenido

Portada