Se viene un broncón entre dos rankeados de la pelotita que antes eran amigos por culpa de un pantaloncito

El Bombardero te trae la últimita de los peloteros dentro y fuera de la cancha.

Pisa Pelota

Pisa Pelota

El Bombardero te trae la verídica del mundo de la pelotita

Del saque somos carnecita... Se viene tremendo broncón entre dos ‘pesos pesados’, dos rankeados de la pelotita que eran amigos y ahora no se pueden ver ni en pintura. Resulta que uno de ellos se metió una encerrona con la que fue mujer del otro, cayó en tentación y se olvidó de los códigos entre peloteros. Perdió la razón con el pantaloncito que le calentó el oído diciéndole: ‘Me gustan los casados’. Eso de que la ‘ex’ de mi amigo es mi hermana, es pura finta. Dicen que cuando el otro se enteró, no lo podía creer. Hizo un seguimiento, activó su servicio de inteligencia y comprobó lo que le habían contado. Les dejo una pista: ambos jugaron juntos en la selección y se abrazaban como ‘hermanitos’. Qué palta...

Me datean que empezaron las movidas en la Segunda División. Los partidos comenzaron a jugarse. Algunos quieren meterse a los playoff y otros, salvarse de la baja. Pero como hay muchas deudas, algunos están llamando a peloteros rivales para que se echen y les ofrecen su sencillazo para que pasen una buena Navidad. El año pasado ocurrió algo similar, regalaron ‘plata como cancha’, no se sancionaron a los ‘peces gordos’ y solo pagaron pato los más monses. Así no es...

La firme que las empresas ya le están tirando la toalla al ‘gordito’. Una televisora extranjera ofreció al principio casi 40 palos gringos por transmitir los partidos de las Eliminatorias a Qatar 2022, pero a raíz de todos los problemas de corrupción que están saliendo a la luz, ahora solo pagaría 10 palos. O sea, lo están regateando y el hombre aceptaría para que no se arme un chongo. Ayayayay...

Mis respetos para el profesor Lucho Bolaños que chambea silenciosamente en la Videna. Chapa su Fiat 125 de 1967 y se entierra en los conos, potreros, cerros y terrales de Lima y provincias. Es el ‘ojo de halcón’ de los talentos, porque al pelotero lo saca desde que se amarra los chimpunes. Se despierta en una cancha de fútbol y duerme en un camarín. Todo el día respira balón. Lo mejor es que no es figuretti. Necesitamos diez tipos así para que se acabe el reinado de los que se llevan la plata fácil, todo por tener acento extranjero. Y no va cher... Me voy, soy fuga.

Ir a portada