Los cheleros siguen haciendo bulla por el gordito que les puso Emelec. Recordarán ese momento cuando enfrenten al Potón

El Bombardero te trae la verídica de los protagonistas de la pelotita dentro y fuera de la cancha.

Pisa Pelota

Pisa Pelota

Con el Bombardero, estarás 'al día' de todos los 'datazos' del mundo de la pelotita.

Del saque somos carnecita... Chequeo los partidos del hexagonal final del Sudamericano Sub-20 y la firme que veo selecciones que han crecido mucho, mientras nosotros dimos pena en ese torneo. Lo dije al principio, Venezuela ya no llega a participar, sino a ser campeón. Es el reflejo del trabajo que vienen haciendo en menores desde hace tiempo. Y eso que al entrenador le pagan con tres arepas y su tizana para el calor. Ecuador tampoco es sorpresa, siempre apelando a su somatotipo, coordinación con el equipo mayor y planificación desde años. Acá seguimos contratando ‘parrilleros’ que se la llevan en carretilla y ‘peseteamos’ a los entrenadores nacionales, capaces y conocedores de nuestra realidad. Encima el tal Ahmed se fue de vacaciones a su país luego del papelón. Ayayayay...

La inversión en menores, a la larga, da sus frutos. El caso de Siucho es un claro ejemplo. Se fue a China y le dejó a la ‘U’ casi un ‘palo verde’. Los clubes deben entender que los equipos de menores son tan importantes como los de un plantel mayor. Lo malo es que en nuestro país algunos prefieren contratar ‘choclones’ que vienen a estafar para meterse un ‘drilo’ al bolsillo. Conozco a varios que hasta juegan en pared con los técnicos. Qué feo...

Los ‘cheleros’ siguen haciendo bulla por el gordito que les puso Emelec en su presentación. La verídica que mañana cuando enfrenten al ‘Delfín’ van a recordar ese momento cuando tengan al frente al ‘Potón’. Si acá jugaron ‘Malingas’, con más de 90 kilos, y el ‘Gordo’ Bogado, que la camiseta ni le entraba, fácil ese hincha ecuatoriano juega hasta de titular en algún equipo. Curuju...

Ese ‘Camilo Sesto’ le metió pajaritos en la cabeza al hijo del ‘Toro’ y ahora el chamaco está peloteando con su viejo y otros tíos en un club privado. Lo quiso llevar al sur por su amistad con los bravos de un equipo, pero le dijeron que el cupo de extranjeros estaba completo y que máximo le podían dar 800 cocos. Y pensar que el empresario pidió más de 4 lucas gringas a la crema cuando ni siquiera había debutado. Ayayayay... Me voy, soy fuga.

Ir a portada