Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

‘Chiquito’ está trabajando en la Municipalidad de Carabayllo y por las noches se va a un karaoke de nombre ‘El Romano’

El Bombardero te trae toda la carnecita de la pelotita dentro y fuera de la cancha.

El “Bombardero” te cuenta las últimas de los deportistas peruanos.

El “Bombardero” te cuenta las últimas de los deportistas peruanos.

El “Bombardero” te cuenta las últimas de los deportistas peruanos.

Más sobre:

Pisa Pelota

Del saque somos carnecita. .. Mucha gente se quedó hasta tarde viendo Los Angeles-Seattle en ESPN 3. Y valió la pena porque Raúl Ruidíaz marcó un doblete, hizo destrozos en la defensa rival y se llevó la Conferencia Oeste, al ganar por 3-1. El 10 noviembre disputará la final con el campeón del Este y esperamos de corazón que dé la vuelta. El chato encontró su nicho: en México y Estados Unidos se va de robo, de alivio. Ahora volvió a la selección y tiene que meterla. No hay otra cuando eres 9. Lo felicito por lo que hace a nivel de clubes, pero con la Blanquirroja está en deuda (4 goles en 41 partidos). Solo es cuestión de confianza. Sí, señores...

Todo se sabe. Me pasan la voz de que el ‘Tigre’, cuando acabaron los partidos contra los ‘charrúas’, les habló clarito a ‘Velascues’ y al zambito que se peina como Osuna. Como sus equipos quedaron eliminados de la MLS y no iban a tener actividad, les recomendó que vayan a entrenar a la Videna. El primero hizo caso, pero el segundo ni se apareció y por eso quedó fuera de la lista. Así es...

Por siaca, ‘Chiquito’ está trabajando en la Municipalidad de Carabayllo. Ahora es mil oficios. Allí reparte recibos de arbitrios y se mete sus buenas caminatas. Por las noches, aseguran que se va a un karaoke de nombre ‘El Romano’, en la avenida Universitaria, y la hace de anfitrión. Me parece bien. La chamba dignifica a la persona y se gana bien los frejoles. Si hubiera guardado platita, podría haber puesto un negocio. Pero despilfarró en carros y chicas. Así es...

Me cuentan que un arquero de la sierra, que a veces juega y otras mira desde el banco, y que le gusta peinarse con una colita, ha regresado con un viejo amor. Ella es de su barrio, frente al aeropuerto, y estuvieron juntos cuando era juvenil. Lo malo es que ambos son casados. Quéééé... Me voy, soy fuga.

Cargando siguiente contenido

Portada