Pisa Pelota, la columna del Bombardero que debes leer todo el tiempo.
Pisa Pelota, la columna del Bombardero que debes leer todo el tiempo.

Del saque somos carnecita... Sumamos un punto. Perdimos dos. Lo mejor del : el árbitro Pitana. El argentino es un crack. No es un mono con metralleta con las tarjetas. Tampoco se fía del VAR porque no lo utilizó. Manejó bien las jugadas, el tiempo y chambeó de ‘floro’ a los jugadores.

TE VA A INTERESAR | Janet Barboza en ‘La fe de Cuto’: “Me gustan Lapadula, Guerrero, Farfán y tú, ‘Cuto’”

Es lo único que me agradó anoche. Ya no renegué ni volé porque tenía en mente lo que podía pasar. Y no es porque sea adivino ni vidente, ni me crea un erudito en la materia. Si venimos con un serio problema de la Copa América y no corregimos, entonces solo nos queda rezar.

Los equipos se arman de atrás para adelante. Ricardo Gareca cree que su ‘santito’ o brujito siempre le va a contestar el celular y dar una mano. Eso ya se acabó. Lo de la Eliminatoria pasada ya no vuelve a ocurrir ni en cien años. Para mí lo suyo es un caso atípico.

Y no me voy a rectificar, sigo pensando y repito lo mismo de hace años, no me gusta como entrenador, pero tengo que morderme la lengua porque nos llevó a Rusia, así sea con ‘ayudín’. Sí, señores...

LO DE SANTAMARÍA NO FUE ERROR, FUE HORROR

El ABC del fútbol es que en las divididas hay que salir a reventarla y siempre con el chimpún arriba. Eso es un mandamiento para los zagueros y laterales. Lo de Anderson Santamaría no es un error. Es un horror. Quiere ir tibiecito, con la puntita, con los uruguayos que son los más salvajes a la hora de chocar canilla con canilla, cabeza con nuca o ir al choque.

Lo pagamos carísimo. Y no por el resultado. Es porque cada vez está más lejos. Ustedes dirán que soy cargoso, pero la dupla Zambrano-Abram es la que mejor se comprende y en eso hay consenso en la calle y medios.

¿Por qué están enterrados? Para mí es un capricho del técnico. Eso de que con el ‘León’ acabamos con 10 es la ‘barreta’ del pelucón. Yo prefiero uno que se haga respetar a otro que regale goles. Al primero lo regulas. Al segundo es por las ‘santas hueveras’.

Estos partidos son para los que no les tiemblan los tobillos. Los nerviositos que saquen consulta con los psicólogos, neurólogos o lo que sea. Y no va a ser...

EL ANALISIS DEL EQUIPO PERUANO

Los más parejitos Callens, López, Tapia, Cartagena y Peña, que cuando entró puso la pelota en el piso. El resto estuvo por debajo de los 5 puntos. Gallese fue un espectador de lujo. En el gol no tuvo la culpa. Advíncula es eléctrico como en las redes. No saca un buen centro ni hace prevalecer su cuerpo y velocidad. Yo con ese somatotipo me llevo por encima hasta los paneles de publicidad.

se quedó en amague, en intenciones, en quiero destrozarla. Ni brillo, ni explosión, ni magia, ni mela. Ya nos acostumbró a romperla, por eso nos extraña su actuación.

Lo de Edison Flores ha sido un desastre. Falto de todo. Tuvo una mosca en cada oreja. Ni generación, ni recorrido, ni desequilibrio, ni fuerza. Parecía un juvenil. Mucho botox, limpieza de cutis y pretensión. Fue uno menos...

El caso de Cuevita es desesperante. Es carismático, un vacilón, un showman, pero como ‘10’ no podemos exigirle demasiado. Y no lo escribo por algo personal.

Antes que de me caigan encima, lean estos números. Debutó en el 2008 y en casi 14 años de carrera tiene 31 goles. En la selección lleva una década y tiene 11 conquistas.

Por eso cuando la gente lo silbó por enganchar dos veces en el área y desperdiciar una oportunidad clarísima, ni me inmuté. Para que la meta tiene que estar solo y sin arquero como el pase que le dio Lapadula en Quito. Así que no boten bilis.

Yo respeto a . Es un fuera de serie. Exitoso y su CV es envidiable. El mejor 9 que he visto. Pero su actualidad no lo ayuda. La operación y los años le han pasado la factura. Sin ritmo, sin movimientos rapidos.

Incluso falló en el control de pelota que es su fuerte. Su jerarquía es un plus, pero al 100%. No tuvo una. Solo una peinada antes de la chalaca de Tapia. Así es...

No pudimos con una selección uruguaya que no trajo a Cavani ni Suárez. Tenía poco para hacernos daño, pero por una estupidez nos aguaron la fiesta. Toca Venezuela y solo nos mantendrá con vida un triunfo. La preocupación es que ya nos dimos cuenta de que sin estrellas también nos vacunan. Y no por virtud del rival, sino porque somos los giles de las Eliminatorias. Qué feo... Me voy, soy fuga.

MÁS INFORMACIÓN