Del saque somos carnecita... Ya me contaron que ‘Cachurrito’, como no tiene nada que hacer y no le gusta leer, ni ver series, solo piensa en afanar con su billete. Ahora se ha pintado el cabello de plateado. Lo malo que su ‘travesura’ ha provocado que un barbero vaya a su casa. Ese man sale a la calle y puede ser portador del ‘virus’. Así no juega Perú...

Bien el ‘Chemo de los pobres’. El hombre no tiene a dónde ir, prefiere quedarse en casa y aprovecha la cuarentena para contar su vida de futbolista profesional a través de sus redes sociales. Por ahora está en el capítulo de cuando era juvenil de los celestes y cómo se fue ganando un lugar en el ‘once’ del ‘Jet’ Gallardo. La gente está a la expectativa del capítulo donde relate cómo conoció a la ‘Doradita’ y la bailarina que ahora está con ese sanazo de Christian. Curuju...

Bien Julio García, quien fue campeón con Cienciano. El ‘Pincel’ sigue trabajando con chibolos menores de 17 años de su equipo Flamengo. Tiene su club mismo profesional, les ha pedido que entrenen en casa una hora y como ya empiezan las clases virtuales en el colegio, les aclaró que primero son los libros y la pelotita puede esperar. Así es...

Por si acaso, ayer confundimos en una foto del recuerdo a mi tío Juan Rivero Arias con su viejito Juan Rivero Villar y lo mandamos a hacer goles al cielo. El primero es goleador de la década de los 70 y brilló en Alianza y Sport Boys. El segundo fue mediocampista. Mi tío Juancito sigue vivito y coleando en su barrio de Chacaritas, en el Callao. Y no va cher... Me voy, soy fuga.