Del saque somos carnecita... Ahora que estamos en cuarentena y hay mucha gente que anda aburrida, algunos futbolistas no han encontrado mejor manera que revelar historias secretas en charlas con sus ‘causas’. La videollamada entre Paolo y Jefferson alborotó las redes y está dando mucho que hablar. A raíz de eso, el ‘Loquito’ Delgado contó que cuando era chibolo abolló al ‘Cóndor’. Y eso que aún no han hablado de encerronas, trampas y partidores, porque allí sí se acaba la batería del celular y nunca terminan. Curuju...

A propósito, dicen que ‘Andlé’ está que echa fuego, porque los seleccionados contaron esa anécdota y amenaza con la fulera al que soltó la historia en el videochat. La firme que esto tiene para varios capítulos. Asuuuuu...

Ya me contaron que el hijo de un seleccionado la conoce con el balón y cuando lo vieron dijeron que sería mejor que su viejo, un zurdo que juega en Europa. El muchacho estuvo en las menores de un club del país de la samba donde estaba su papá y el entrenador lo tenía siempre de titular y pidió a los dirigentes que no lo dejen ir. Lo malo es que ahora que el hombre cambió de equipo, el chico está dejando la pelotita por los libros. Así es...

Los amigos de lo ajeno se metieron a la sede de la ‘Misilera’ y, como no encontraron nada de valor, levantaron las Copas, las desarmaron y dejaron tiradas en el piso. Los chalacos están que revientan porque han chocado con la gloriosa. Así no es...

Desde aquí mis más sentidas condolencias para el profesor Teddy Cardama. Su hijo, que también era entrenador, partió al cielo para dirigir un equipo de ‘Papalindo’ y siempre será su angelito de la guarda. Solo nos tomó la delantera. Fuerza, Teddy... Me voy, soy fuga.POR: EL BOMBARDERO

TE PUEDE INTERESAR: