Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

No entiendo cómo el comando técnico le da días libres al plantel después de la vergüenza ante Brasil

El Bombardero te trae la ultimita de la pelotita dentro y fuera de la cancha

Gareca
Andy Polo
André Carrillo

DEL SAQUE somos carnecita... Se acabó la espera: Uruguay es el rival a vencer en cuartos de final. De arranque me imagino dos duelos a muerte el sábado: Paolo vs. Godín y Zambrano vs. Suárez. Guerrero ya hizo sufrir al ‘Faraón’. Para frenarlo, los celestes le reventaron la cabeza en las Eliminatorias a Brasil 2014, cuando nos ganaron 2-1 en Lima. El ‘León’ y el ‘Pistolero’ son dos picones al mango. Al delantero Del Barza no le puedes dar ni un ‘cachito’ porque te vacuna, pero el zaguero es duro, sabe marcar a este tipo de jugadores y son los partidos que más le gustan jugar. Y no va cher...

La firme que estamos todos locos. No entiendo cómo el comando técnico le da días libres al plantel después de la vergüenza ante Brasil. O sea, ahora hay que hacer un papelón y te premian. Ayer se les dio permiso para que regresen a la concentración a las 9 de la noche a cenar. A esa hora jugaban Uruguay y Chile, de donde iba a salir nuestro próximo rival, y en lugar de estar todos juntos analizando movimientos, virtudes, defectos y más detalles, cada uno andaba por su lado. Con razón el sábado pasado nadie sabía cómo jugaba Everton o por dónde se movía Arthur y Brasil nos pasó por encima. Bailaron samba en nuestra pepa. Ese día a varios jugadores les temblaron las piernas. Solo espero que esta vez sea diferente, pues el fútbol te da revanchas. Sí, señores...

Me preguntan por Carrillo. Para mí es un buen jugador, cuando está enchufado y driblea en velocidad es difícil que lo agarren, pero parece vivir en una burbuja, como ausente o llegándole altamente todo. Anda metido en su Instagram, cambiándose el color del pelo o grabando videos. Está en la edad precisa para romperla y llenar de ceros su cuenta corriente. A los 40 años ya puedes hacer lo que te dé la gana. Si el ‘Tigre’ le da un cachito ante los charrúas, que la rompa y tape la boca a todos los que lo ‘maletean’. Para mí es cien veces más que Polo, que ante Brasil se asustó con el estadio lleno y parecía un gatito. Es la hora de ‘encojonarse’. Ayayayay...

Estoy como loco buscando pasaje para Bahía. No me gustan los vuelos con escala, me gusta ir cómodo y voy con mi ‘batería’ que me ‘chalequea’. En bus son más de 30 horas y hay un montón de peruanos que andan desesperados queriendo cambiar su entrada, porque habían sacado para Río de Janeiro pensando que íbamos a ser segundos en el grupo, pero se pelaron. Ir a Bahía cuesta en promedio 400 dólares en avión desde Sao Paulo o Río. Pero estoy seguro de que allá habrá miles de compatriotas, listos para romperse la garganta y armar la fiesta en el estadio Fonte Nova. Así es... Me voy, soy fuga.

Cargando siguiente contenido

Portada