Un gordito goleador fugó a la selva y no saben qué pasó 

El Bombardero te trae la verídica de los protagonistas de la pelotita dentro y fuera de la cancha.

El “Bombardero” te cuenta las últimas de los deportistas peruanos.

El “Bombardero” te cuenta las últimas de los deportistas peruanos.

El “Bombardero” te cuenta las últimas de los deportistas peruanos.

Más sobre:

Deportistas peruanos

Del saque somos carnecita... Todo se sabe. Por si acaso, con el roche de la ‘Magia’ varios están cortando los contratos con depas alquilados. Un chatito de la Bicolor, al que le encanta la chicha, dejó su ‘búnker’ del jirón Diez Canseco, en Miraflores. No está acá, pero algunos se lo pedían prestado. Así que para evitar que salte su nombre en cualquier problema, devolvió las llaves y no reclamó la garantía. Ahora duerme como un bebé, sin sobresaltos. Rexuxa...

Ya me enteré de que el ‘number one’ de la pelotita se fue a vacilar a un hotel de Miraflores. Era una reunión caleta y cuando llegó se desanimó porque las anfitrionas en realidad eran unos ‘Drag Queens’. Se palteó, se quedó un rato y arrancó. Parece que el dueño del cumpleaños no le había dicho que era de ambiente. Asuuuu...

Hay un runrún de que antes de volver a Paraguay, ese gordito goleador que tiene el cuerpo lleno de tatuajes y que jugó en la selva, aprovechando que su patrona se marchó primero, se quedó alojado en San Miguel, frente al mar. Aseguran los ‘rabiosos’ que por las mañanas recibía a una amiguita cariñosa. Hummm...

Me pasan la voz
que ‘Cucurucho’ está rondando a una chica de Magdalena. Ella tiene su fuente de soda cerquita del mercado y con el cuento de que salió el sol y va a tomar su cremolada, le mete letra. La firme que está perdiendo su tiempo, porque desde el verano pasado la florea y nada. Pobechito... Me voy, soy fuga.

Ir a portada