Christian Cueva se pronunció luego de ser separado del plantel de Yeni Malatyaspor. (Foto: Yeni Malatyaspor)
Christian Cueva se pronunció luego de ser separado del plantel de Yeni Malatyaspor. (Foto: Yeni Malatyaspor)

Del saque somos carnecita... La firme que lo de Cueva es preocupante. Otra vez lo apartaron de un club por indisciplina. Se puso en plan con el técnico turco porque lo cambiaron en un partido, hasta su esposa reclamó, pero los europeos no aguantan pulgas ni son blanditos como Gareca y lo abrieron en ‘one’. En Sao Paulo también se había negado a entrenar porque exigía ser titular, en Santos, Sampaoli quiso enderezarlo, pero el ‘chato’ no entendió. Parece que mucho tinte al cabello le ha quemado el cerebro. Hace rato que no trasciende en la selección y solo vive del partido que goleamos en Asunción para Rusia 2018. Después solo ‘chiches’ y chispazos. El ’10′ tiene que ser el diferente, el que mueve los hilos, alguien que te pueda resolver los partidos con una genialidad. Y eso no lo veo en el volante. Que el ‘Tigre’ deje de apadrinarlo, se meta una encerrona y le pinte las cosas claritas. Ya tiene 29 años y si no mejora, hay que mirar a otros jugadores. Ya lo dijo el ‘Ciego’ Oblitas: “Algunos están con los pies fuera de la tierra, si no quieren alinearse, habrá cambios”. Necesitamos jugadores comprometidos, que marquen la diferencia y se saquen la mela por la selección. Sí, señores...

Ya me contaron que el ‘Solcito’ anda con descanso médico, pero no pierde el tiempo. Dicen que desde su camita habla y habla con una grandota que vive en Barranco. Se escriben, bromean, conversan y ya quedaron en verse antes de la Navidad para el intercambio de regalos. Curuju...

Me avisan que un club con nombre igualito al equipo donde jugaba Pelé tiene a sus jugadores concentrados en un hotel, donde almuerzan pero no pueden pedir yapa. Todo porque el jefe de equipo le pide al dueño un billetón para los gastos de alimentación y manda a preparar cualquier cosa y se queda con el billete. Los tiene al hambre a los jugadores. Así no es...

El que salta en un pie es el ‘Pitbull’. El hombre recibió la mejor noticia de estos meses: a su viejito le dieron de alta después de ganarle la batalla a una enfermedad. El tío ya está bien y listo para estar con los suyos. Vale... Me voy, soy fuga.

TE PUEDE INTERESAR: