Paolo Guerrero siempre batalló hasta el final, pero es hora de apoyar a los muchachos que van al Mundial

El Bombardero llega para contarnos las últimas de los protagonistas de la pelotita.

El 'Bombardero' te cuenta las últimas de los deportistas peruanos.

El 'Bombardero' te cuenta las últimas de los deportistas peruanos.

El 'Bombardero' te cuenta las últimas de los deportistas peruanos.

Del saque somos carnecita... Paolo siempre batalló en la cancha hasta el final. Disputó cada balón como si fuera el último. Se fajó contra bravos de bravos, se comió patadas, codazos, le rompieron la cabeza y siempre dejó todo por la selección . Parece que esta vez le tocará apoyar a la rojiblanca desde fuera del campo. Solo queda apoyarlo moralmente por todo lo que dio al Perú. Así es...

La hinchada no dudó en mostrar su aliento y cariño al ‘Depredador’, pero es hora de darle esa motivación a los muchachos que defenderán al país en el Mundial. La vida continúa y la selección jugará con o sin Paolo . En Rusia habrá 24 futbolistas que se romperán el lomo por pasar a la historia. Hay que hacer que les hierva la sangre, que sientan al país detrás de ellos. Hay que empezar a vivir la fiesta mundialista con banderazos, cantos, barras, aplausos. Que en las calles se vea la imagen de Farfán , Tapia , Cueva , Ramos , ‘Orejas’ ... Ellos ahora son nuestros guerreros, los que pondrán la pepa, los que se sacaran la mela. Y no va a ser...

En las redes fue viral el apoyo de Maradona a Paolo , pero todos pedían que mejor no diga nada. Para mí, Diego fue uno de los mejores futbolistas de la historia, lo malo es que se comía la ‘raya’ como quería. Muchos le recordaron cuando lo sacaron de Estados Unidos 94 de la mano de una enfermera por dopaje. El caso de Paolo es totalmente distinto al suyo. Así es...

Me cuentan que un administrador de un club estuvo brindando hasta la madrugada del lunes en ‘Barranco bar’. Fue a celebrar el cumpleaños de su amiguita y como si todavía siguiera dándole a la pelotita, chapó su vaso y la hizo hasta tarde. Al día siguiente tenía chamba, pero igualito se fue cuando los emolienteros salían con sus carretillas. Ayayayay... Me voy, soy fuga.

VOLVER A LA PORTADA DE TROME.PE

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook , Twitter , y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Ir a portada