Parcharon al ‘Goleador histórico’ en Balconcillo

El Bombardero llega con la últimas de la pelotita parada. 

Pisa Pelota

Pisa Pelota

Pisa Pelota

Del saque somos carnecita… Todo se sabe. Ya me enteré por qué botaron a un delantero tramposo de la ‘Franja’ . El gordito se distanció del técnico porque a veces lo mandaba a la banca y entonces floreó a un grupo de patitas para que lo ajusten. Al final, los dirigentes se enteraron y lo despidieron. Qué feo…

La ‘Donna’ anda full gym y está más flaco que niño africano. El chalaco se separó de su doña, volvió a la Ciudad del Pescador, no tiene equipo y ahora espera un ‘cachito’ para jugar en Primera o Segunda. La firme que cuando estaba ganado, todo era felicidad y papito y hijito y hasta le faltaba cara para recibir besos. Le vino la mala, se quedó michi michi y le tiraron la toalla. Así no es...

El que debutó como papá es ‘San Martincito’ del Rímac . Contra todo, pese a que los padres de la chica nunca lo aceptaron, se casó hace un año y ya tuvo su primer retoño. El muchacho tiene la chamba de entrenador de menores y debe ahorrar harto para la ‘jama’, leche, pañales y cereal de la criatura. Ya los whisky y las juerguitas que se la inviten sus causas. Y no va ser…

Me avisan que el ‘Goleador histórico’ no puede bajar a Balconcillo. Y por siaca, no es porque haya chocado con una flaca prohibida, sino que los palomillas de la zona no aceptan que sea tan botado y por eso lo han parchado, porque allí los desubicados son mal vistos. Asuuu...

Bien Mostto, ex Cienciano, Bolo, Alianza Lima. Se portó con una niñita que necesitaba una silla de ruedas. En una le compró y le dio unos víveres para la familia de la criatura. No le sobra la plata, pero es millonario en bondad. Vale...

Hace 82 años nació un símbolo del puerto, hijo predilecto del Callao. Ayer fue onomástico del popular ‘Agüita’ Luna, quien ha entregado 68 calendarios al Sport Boys. Aguatero desde tiempos inmemorables de la rosada. Mi tío le calmaba la sed al gran Valeriano López. Un grande de grandes... Me voy, soy fuga.

Ir a portada