El Chelsea derrotó al Manchester City en la gran final de la Champions | Foto: REUTERS
El Chelsea derrotó al Manchester City en la gran final de la Champions | Foto: REUTERS

Del saque somos carnecita... La firme que en la vida nunca puedes darte por vencido ante una caída. El destino siempre te da revanchas. A veces llega rápido, a veces demora. El técnico Thomas Tuchel, en agosto del año pasado perdió la dirigiendo al PSG, de Neymar, Mbappé, Di María, Icardi y otros. En diciembre lo despidieron de París.

En enero llegó al , le cambió la cara al equipo y ayer se cobró su revancha: alzó la ‘Orejona’ que hace unos meses le había sido esquiva. El alemán no dejó de soñar, corrigió errores y le ganó en el planteamiento a su ‘maestro’ Guardiola. Un merecido título y un ejemplo de que nunca hay que dejar de luchar. Sí, señores...

Jhilmar Lora: "Vengo a competir para poder ganarme un puesto en la Selección "
El defensor de Sporting Cristal, Jhilmar Lora (20), se siente emocionado tras su primeros días como seleccionado nacional. Asegura que se siente "como en casa" y su principal objetivo es poder ganarse un puesto en el equipo de Ricardo Gareca.

La figura de la final fueEl francés, de apenas 1.68 de estatura, es un ‘todoterreno’ en la volante, una zona donde casi todos los equipos prefieren altos, rudos y macetones. ‘El 70 por ciento del planeta está cubierto por agua, el resto por Kanté’, decían los hinchas del Leicester en 2016 cuando aquel club chico ganó la Liga Premier y el pequeño mediocampista fue un baluarte. Corre, marca, gana por arriba, genera ataques y hasta se lanza en busca del gol.

Ayer lo trabaron a los 92′ y se paró rápido a defender el marcador. Otro se hubiera revolcado en el piso, habría hecho tiempo, pero ese instante de desconcierto podría provocar un contragolpe rival. Campeón del mundo en 2018, ganador de la Europa League en 2019 y cuatro veces jugador MVP en fases eliminatorias de esta Champions. Y lo mejor de todo es su humildad. ‘Prefiero ayudar a la gente antes que comprarme autos de lujo’, dijo una vez. Un pequeño gigante. Y no va ser...

Hace diez años, llegó al City y ayer jugó su último partido con los ‘Ciudadanos’. Se va sin poder cumplir su sueño de darle su primera ‘Orejona’ al club, pero dejó inscrito su nombre como goleador histórico. Su llanto al final del partido fue conmovedor, pero ahora buscará su revancha en Barcelona junto a su amigo Messi. Así es... Me voy, soy fuga.

TE PUEDE INTERESAR: