Del saque somos carnecita... Ya me contaron que un zambito que tiene una pelea de gatos en la cabeza está prohibido de ir a Muñoz, en el Rímac, porque la gente de ese barrio le ha puesto la cruz. Aseguran que se ha portado mal con una chica que le daba cariño y le alzó la voz un par de veces con ajos y cebollas.

Los ‘palomillas’ de la zona están volando y también desean chaparlo del cuello para pasarle la factura por haber mandado al equipo íntimo a Segunda. Qué palta...

Así que un volante que cuando iba al cine siempre pedía canchita, está con roche por la avenida La Paz. Dicen que le ofreció un billete a una viuda sin que ella le pida y lo malo es que la ilusionó y hasta ahorita no se aparece. La doña contaba con ese ‘centro’ y él la ha bloqueado del WhatsApp. Así no es...

A todos los entrenadores les aviso que en un hotel miraflorino anda alojado el más grande ‘partidor’ de nuestra pelotita, el popular ‘Peinadito’. El hombre llama, timbra, ‘pinta pajaritos’ y se ofrece para dirigir. A ese le das un ‘sajiro’ y se va de avance. Nooooo...

El otro día vi al Racing de Argentina eliminar al Flamengo, último campeón de la Copa Libertadores. Los gauchos, sin grandes estrellas, con un fútbol dinámico y veloz, se tumbaron a los garotos. Pensar que el chamaco Celi se puso en plan y no quiso ir para quedarse a pelear la baja con Cantolao y seguir en la ‘joda’ del Callao. Ojalá que reaccione a tiempo y no se pierda. A veces el tren no pasa dos veces. Así es... Me voy, soy fuga.

TE PUEDE INTERESAR: