Del saque somos carnecita... ESTE DATO ES DE CAJÓN. Hay una conocida rubia que hace cositas ricas con un seleccionado. La muchachita está haciendo su chamba de actriz. La vez pasada el pelotero la timbró y ella dejó a sus amigas plantadas cuando se iban a Colombia. El tema es que el jugador no crea que lo hace por amor, porque es como la que lo hizo famoso en los vestuarios desde juvenil. La flaca, cuando liquida con sus pinkys, les asegura que esa relación será formal, porque tiene planeado que le pasen una mensualidad de varios miles de dólares y asegurar su vejez. Para eso debe engordar un poquito. No quiere escribir nada en las redes porque después la delatan. Ya está advertido. Te puede pasar una, dos, pero ya tres, no seas malo. Sí, señores.

ME PASAN LA VOZ que están volando en la ‘rica Vicky’. Encima que se van a Segunda, los agarran de giles. El chico Didier La Torre debutó ayer en el Emmen de Holanda y no dejó un mango. Lo peor es que todos sabían que había pasado la prueba en Europa y nadie le amplió su contrato. Eso pasa por tener una jefa que ni siquiera puede administrar una carretilla de dulces y un grupo de nerds que son billetones, lo único que han hecho es manchar la historia del club. Y cuidado que acaban en su liga de origen porque son un desastre al cubo. Rexuxa...

EL ‘HIJO DE LA NOVIA’ sigue en contacto con sus causad de Ate. Un ‘Enano’ que se mudó al Rímac, un zaguero de experiencia y Gerson. Lo hace por videollamada y recuerdan las travesuras y joda en su exclub. Dizque todavía no entiende por qué lo botó ‘Iván Cruz’. Eso estaba más cantado que ‘vacaciones en Hawái’. Ni siquiera hay que averiguar para dar con los motivos. El chico quizás hoy no se dé cuenta que la magnitud que es salir de un club grande, pero más adelante y con el paso de los años, lo va a lamentar. Solo queda romperla para tapar bocas y demostrar que se equivocaron. Así es...

HAY UN RUN RUN que unos empresarios mexicanos están sondeando equipos de Segunda. Se animan porque son precios accesibles, pero se desaniman porque no hay chalecos ni conos de utilería. Con las justas dos balones. Lo curioso es que siguen estudiando el mercado y ya aparecieron los intermediarios, oportunistas, buitres y comisionistas. Esos son los que malean el negocio. Quieren ganar más que los dueños. ‘Conejo gordo’ estará desesperado buscando los celulares de los charros para llevarse las monedas de pepa. Y no va a ser... Me voy, soy fuga.