Alan García, PPK, Alberto Fujimori y más en los ‘Picantitos’ de El Búho

El Búho llega con lo más calientito de la política peruana. 

PPK

PPK envió otro mensaje tras accidente en Pasamayo.

PPK envió otro mensaje tras accidente en Pasamayo.

Más sobre:

Pico Tv,

El Búho

A este Búho la política peruana le parece un inmenso bufé marino de hotel cinco estrellas: El ‘Cholo’ Toledo escogió un cebiche de pescado borracho, con bastante limón y rocoto, para la resaca. Alan saboreó unos apetitosos choritos a la chalaca con una salsita Odebrecht. PPK una leche, pero no de tigre, sino de pantera, porque lleva un concentrado de conchas negras indispensable para que se ponga fuerte y soporte todo lo que se le viene. El cura Arana pidió una parihuela con cangrejos Popeye, de esos cuya tenaza no te suelta. Estos platillos se disfrutan más picantitos. Y como diría el sibarita doctor Hannibal Lecter, ¡Bon appétit!

PIDEN VACANCIA:
El país continúa atravesando una crisis política que podría extenderse más allá de lo tolerable, pues amenaza seriamente el crecimiento económico. Lo que se necesita es estabilidad para generar más empleo, que es lo que la gente quiere. Pero el nuevo pedido de vacancia del ‘cura’ Arana genera más incertidumbre, por lo que varios políticos lo rechazan. El congresista Javier Velásquez Quesquén, del Apra, partido que apoyó la primera solicitud de vacancia, señaló que ‘es un contrasentido’ seguir porfiando en lo mismo. Repito, los peruanos exigen más empleo y no más peleas absurdas.

PPK Y SU GABINETE: El país no puede perder un día más y por eso es necesario que el presidente termine de conformar su gabinete para que se pongan a trabajar a fondo. Se dice que hoy tomarían juramento a los elegidos. Los nuevos ministros, además de tener probada capacidad, deben gozar de aceptación y no rechazo, para que puedan dedicarse a sus labores y no perder el tiempo en estériles discusiones con la oposición. La economía debe ser reactivada de inmediato. La reconstrucción en el norte avanza a paso de tortuga y cientos de miles de peruanos en esa zona la pasan muy mal.

FUJI NO DESCANSA: Desde que salió libre, más se habla de Fujimori que del mismo PPK. El ‘Chino’ no se despega del Twitter y ayer lanzó otro ‘mensaje a la Nación’, informando que designó a su abogado ‘y a un equipo especializado en la materia’ para que defienda su indulto ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. A propósito, ¿también sus amigos pagarán a ese ‘equipo especializado’ de letrados? Para este jueves, en el parque ‘Kennedy’, en Miraflores, se ha convocado una marcha contra el indulto, mientras que al día siguiente los seguidores de Fuji planean hacer su manifestación a favor en el Campo de Marte.

ALAN Y ODEBRECHT: La relación de Alan García con Odebrecht data de hace décadas. En los años 90, por ejemplo, se reunió con el padre de Marcelo, Emilio, luego de la finalización de la primera etapa de Chavimochic. Un informe de ‘Cuarto Poder’ señala que el líder aprista volvió a reunirse con Emilio en el 2008 en Palacio de Gobierno y que al día siguiente el brasileño regresó a su país. Alan aseguró ante la Comisión Lava Jato que no había visto a Emilio esa última vez. Estos nuevos indicios lo podrían poner en problemas. Encima, en unos días el fiscal José Domingo Pérez interrogará a Jorge Barata, el hombre que sabe con exactitud qué políticos peruanos fueron ‘aceitados’ y con cuánto, por la constructora mafiosa.

VENEZOLANOS EN PERÚ: Cientos de llaneros hacen cola todos los días en la oficina de Migraciones, donde solicitan refugio para poder trabajar en nuestro país. No se sabe exactamente cuántos han llegado en los últimos tiempos, pero son decenas de miles. Vienen escapando de la violencia y el hambre provocados por el ‘gorila’ Nicolás Maduro, a quien no le importa derramar la sangre de su gente con tal de quedarse en el poder. Los dictadores jamás se van por su voluntad. La experiencia demuestra que a esos miserables hay que sacarlos a patadas. Los peruanos tenemos la obligación de ser solidarios y tenderles las manos a nuestros hermanos de la tierra del joropo y las arepas, a muchos de los cuales vemos en las calles vendiendo sus ricas bombas y su refrescante tizana. Apago el televisor.

Ir a portada