Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

Breaking Bad

El Búho escribe sobre una de las mejore series de los últimos años: Breaking Bad. 

Breaking Bad

El Búho escribe sobre una de las mejore series de los últimos años: Breaking Bad.

El Búho escribe sobre una de las mejore series de los últimos años: Breaking Bad.

Este Búho hace ‘zapping’ para estar al tanto de todo. En realidad, ahora veo más cable y Netflix, pero no puedo ser ajeno a los escándalos de ‘Chollywood’. Al escuchar la palabra metanfetamina, utilizada en algunas fiestitas de verano en Asia, de inmediato recordé la notable ‘Breaking Bad’, una serie creada por Vince Gilligan que duró cinco temporadas, del 2008 al 2012.

El actor principal, Bryan Cranston, se hizo conocido por trabajar con el creador de la serie en ‘Los expediente secretos X’. El argumento es alucinante. Primero, la locación. Está ambientada en la ciudad de Albuquerque, la más poblada del estado de Nuevo México. Allí vive un profesor de química de un colegio, Walter White, que hizo una investigación que ganó el Premio Nobel de Química, pero a diferencia de su colega, Elliott Schwartz, que se queda con su enamorada y la fórmula, y se hace millonario, Walter vive de su humilde sueldo de maestro de secundaria y tiene a su esposa embarazada y a un hijo adolescente con retardo mental y discapacidad. Para ayudar a su presupuesto familiar, trabaja lavando autos para un jefe abusivo, migrante de algún país balcánico. Una mañana se desmaya en la lavandería de autos.

Despierta en el hospital y el médico le da una noticia que cambiará su vida y el desarrollo de la serie. Pese a no ser fumador, tiene cáncer terminal al pulmón y le quedan siete meses de vida. El mundo se le vino abajo. Una tarde cuando acompañaba a su cuñado policía de la DEA, en una redada contra vendedores de metanfetamina, ve huir a un antiguo alumno suyo: Jesse Pinkman.

White
lo busca y le propone un trato increíble: ingresar al negocio de la venta de metanfetamina. ‘Yo la fabrico, tú la vendes’. No le dice sus motivos.

A partir de allí, la serie dará un vuelco. Por un lado, la vida hogareña de los White, trastocada por la noticia del cáncer terminal de Walter y, por otro, las andanzas de la pareja para mezclarse con el psicópata cabecilla de la distribución de narcóticos, ‘Tuco’. La calle no está hecha para un profesor de química blanco moribundo y un joven ‘looser’ drogadicto y sin rumbo. Esta pareja logra capturar al televidente. White vive, literalmente, una doble vida: en el colegio y en su casa. Más aún, si tiene a un cuñado que es el jefe de la DEA y está empeñado en capturar a quien cocina el ‘mejor cristal (metanfetamina) del mundo’. White salva el pellejo porque sus profundos conocimientos de química le permiten fabricar la mejor droga, aun supliendo insumos básicos que son difíciles de comprar. Los narcos lo respetan, pero un psicópata como ‘Tuco’, acorralado, es un perro rabioso.

White tiene un objetivo: juntar 700 mil dólares para dejárselos a su esposa e hijo antes de morir. Jesse no sabe por qué trabaja con White. Sus padres lo han expectorado, le quitaron la casa, no logra conseguir un empleo digno porque lo único que sabe hacer es drogarse y vender droga. Ambos, sin quererlo, tienen que matar y robar para continuar con la cruzada de White. Bajan a los infiernos en el desierto de Nuevo México con psicópatas latinos o con unos yankis norteamericanos que tienen un niño pequeño, al que no alimentan por estar drogándose todo el día. No hay sueño americano en Albuquerque.

La esposa del implacable jefe de la DEA es una cleptómana, en una sociedad donde el más grande ascenso para un policía es ir a cazar mexicanos ilegales que intentan cruzar el río Bravo. White, a medida que avanza su mal y se hunde en el tráfico de drogas, adquiere una personalidad dominante, que choca con la de su esposa Skyler (Anna Gunn), quien sospecha de su doble vida.

¿Cómo hace para pagar su costoso tratamiento oncológico? Esa parte también es estremecedora y hará llorar a quienes tienen un pariente que ha enfrentado esa enfermedad. ‘Breaking Bad’ es una serie terriblemente dramática, pero con brillantes chispazos de humor negro.

Apago el televisor.

Cargando siguiente contenido

Portada

var a = document.querySelector("#content_left_ads_d_top"), b = document.querySelector("#content_right_ads_d_top"), c = document.querySelector("#ads-desktop-zocalo1"), d = document.querySelector("#ads-desktop-zocalo2"); a && b && c && d && (c.appendChild(a), d.appendChild(b));