El Búho y sus picantes 'piquitos'

El Búho escribe sobre varios temas de actualidad.

Yesenia Ponce
Falta de quórum evitó que se vea el levantamiento de la inmunidad parlamentaria de Richard Acuña
rafael correa

Este Búho alucina con lo demasiado rápido que se mueve la coyuntura política, tan rápido como si fuesen esos piquitos cortitos que Brunellita le prodiga por la tele a su Richard ‘Chucky’ Acuña. Por eso agarro mi ‘espada del augurio’ de los Thundercats para que me permita ‘ver más allá de lo evidente’ y así les presento estos ‘piquitos’ que tanto reclaman mis lectores.

AUTOGOL BRASILEÑO: Este columnista habrá nacido de noche pero no anoche, por eso no se sorprende de que la Procuraduría General de Brasil haya suspendido su cooperación con el Perú por el caso Lava Jato. Ahora, increíblemente, cuando ambos corruptores de marca mayor iban a declarar toditito sobre la relación de Alan García y Keiko Fujimori con el monstruo de las megacoimas, se terminaron rebelando, acusando a la Fiscalía peruana de no darles ningún ‘beneficio por sus declaraciones brindadas contra Toledo, Ollanta y Nadine’. Se espera que este retroceso en la lucha contra la corrupción sea solo un bache. La Fiscalía tiene la palabra. La opinión pública merece conocer toda la verdad.

YESENIA LLORÓ AL VER FANTASMAS: Nunca, en la historia del Congreso, se debe haber visto una escena más patética. La congresista Yesenia Ponce no solo mintió en su hoja de vida, al señalar que estudió en colegios donde los alumnos nunca la conocieron, sino que también involucró a profesores. A la Comisión de Ética llegaron dos docentes de carne y hueso que dijeron que nunca le enseñaron y, más bien, le pidieron que no los involucre. La congresista, literalmente, pareció ver a unos fantasmas y derramó lágrimas de cocodrilo que no conmovieron a nadie. Héctor Becerril sostuvo que su caso es indefendible, pero ¡ojo!, que Fuerza Popular no se eche grasita: la impresentable Ponce ingresó al Congreso por el fujimorismo y era keikista de corazón, no por nada la blindaron hasta que ya tuvieron que tirar la toalla.

EL MUÑECO DE LA SUERTE: Me pareció vergonzoso ver a Richard Acuña sentadito en el Pleno. Es uno de los congresistas que rehuyeron su labor para irse al Mundial y ver cómo eliminaban a Perú. Este personaje apoyó con evidente entusiasmo la deplorable ‘ley mordaza’ solo porque la prensa independiente destapó el escándalo de los plagios de su padre. Sin embargo, en otros campos tiene suerte. Pese a que la Corte Suprema solicitó al Congreso que le levanten la inmunidad parlamentaria por una presunta apropiación de un terreno en Trujillo con falsificación de documentos, terminaron blindándolo.

LOS MATONES SIEMPRE CAEN: Al expresidente ecuatoriano Rafael Correa la Justicia le está poniendo la soga al cuello. El tristemente célebre mandatario, que mandaba enjuiciar a periodistas y maquinar juicios millonarios a las empresas privadas solo porque no comulgaban con un gobierno que anteponía las tropelías y los atropellos a las formas democráticas, está desesperado. Una jueza dictó prisión preventiva en su contra por un hecho gravísimo. El intento de secuestro en Colombia de un congresista opositor a su régimen, que justamente huyó del país por temor a que lo asesinen. Los esbirros de Correa lo plagiaron en Colombia, pero por esas cosas del destino solo lo retuvieron unas horas, ya que fue rescatado. Por ello, la jueza ya solicitó su orden de captura por la Interpol. Es un ejemplo de que los matones, pisoteadores de la libertad de expresión y la justicia, siempre terminarán mal.

LA IMPORTANCIA DE LA PRENSA LIBRE: Antes de irme deseo felicitar a Canal N por su 19 aniversario y a Bernardo Roca Rey, uno de sus fundadores. Este columnista no olvida que en las épocas más duras del fujimorismo, cuando reinaba a sus anchas la dupla Fujimori-Montesinos y gran parte de la prensa nacional estaba comprada o mantenía silencio por temor, Canal N era la única señal que, pese a ser de cable, se atrevía a denunciar toda la podredumbre de ese régimen. No omitamos que fue el canal que transmitió el histórico ‘vladivideo’ de Kouri, que terminó por echarse abajo ese gobierno mafioso. Ese es un ejemplo de la importancia de un periodismo libre, no por el bien de los periodistas, sino del pueblo. Apago el televisor.

REGRESAR A LA PORTADA DE TROME.PE 

Ir a portada