'Picotitos' de El Búho

El Búho analiza la situación política y social de nuestro país con sus 'Picotitos'.

Alan García
Úrsula Letona
Keiko Fujimori

Más sobre:

Pico Tv,

El Búho

Este Búho siente placer al levantarse tempranito y caminar por el malecón para disfrutar del mar y el aire fresco. Luego de comprar mis diarios favoritos, tomo un juguito de naranja, café pasado y unos panes con relleno chinchano. Así quedo listo para darles mis acostumbrados ‘picotitos’.

SE ROMPE EL FUJIMORISMO: Esta es la mayor crisis del fujimorismo en su historia y es tan grave que, incluso, ya se habla de su próxima desaparición. Ni los ‘vladivideos’ y la posterior fuga de Alberto Fujimori a Asia, desde donde renunció por fax, dinamitaron sus activos, es decir, el apoyo de la gente. Pero sí lo lograron Keiko y su bancada mayoritaria en el Parlamento, donde hicieron gala de soberbia, prepotencia y obstruccionismo. A eso hay que agregarle los ‘audios de la vergüenza’ en los que se menciona a la ‘señora K’ y sus presuntos intentos de torcer a la Justicia, reuniéndose con el ‘Hermanito’ César Hinostroza. La gente se cansó. Los peruanos desean líderes políticos que trabajen por el crecimiento económico, la mejora de los hospitales y pongan mano dura contra los miserables delincuentes. Rechazan a aquellos que solo ambicionan poder para sus intereses personales.

EN LA CUERDA FLOJA: Alan García debe estar bastante preocupado, rezando para que Uruguay le conceda el asilo diplomático que pidió. Al parecer, no se siente muy seguro, pues la diplomacia ‘charrúa’ ha comenzado a cuestionar los términos de la solicitud. Por eso, Alan habría mandado a un emisario a la embajada de Costa Rica ‘a conversar’, para tantear la posibilidad de que se le dé el ansiado asilo. Los más próximos al líder aprista aseguran que no saben nada de este requerimiento, pero seguramente deben estar viendo más países, otras alternativas.

SOCIEDAD ENFERMA: No puede ser posible que en nuestro país, en lo que va del año, 131 mujeres hayan sido asesinadas víctimas del odio. La mayoría de estos feminicidas fueron sus parejas. Estos cobardes sienten un profundo desprecio por las mujeres, a las cuales solo buscan dominar, humillar, golpear. Son infelices que fueron criados con violencia, que muchas veces vieron ese mismo trato hacia sus madres, y ellos mismos fueron víctimas de maltratos y humillaciones. Se debe enseñar a los chicos desde pequeños a respetar y valorar a los demás. A tener un profundo respeto por el otro, especialmente por la mujer. Si no cambiamos, seguiremos viendo estos crímenes horrendos.

LA PENA MÁXIMA: Mucha gente tiene el cerebro y el alma podridos. De otra forma no se puede explicar cómo un depravado, en Carabayllo, golpea salvajemente a una anciana de 86 años y luego la viola. O cómo una mujer de 23 años con la mente retorcida mete a una niña de 12 al baño de un centro comercial, en El Agustino, donde la desnuda y manosea. ¡Encima, dice que tienen una relación sentimental! No puedo imaginar todo el daño emocional que le ha provocado a esa menor, que necesita con urgencia tratamiento psicológico. A este tipo de seres debe caerles todo el peso de la ley. No he leído el enérgico pronunciamiento del Ministerio de la Mujer sobre este caso. ¿O a sus asesores les parece que no es algo grave?

CUIDADO CON ROBOS: Como todos los años, los ‘marcas’, estafadores, extorsionadores, secuestradores y otras lacras se vuelven más activos por estas épocas. Es fundamental que tomemos medidas para no ser unas víctimas más. En el barrio, los vecinos deben acordar acciones para protegerse entre sí y también sus casas. Ya no se puede ir por la calle distraídos hablando por teléfono. Eso equivale a ‘regalarse’. Ahora, los rateros te emboscan entre cinco o seis, te desmayan ahorcándote con el brazo, te roban y te dejan tirado en la calle como cualquier cosa. No hay respeto por nada. Hasta a niños y embarazadas atacan sin compasión, y a estas últimas incluso las arrastran desde autos o mototaxis para robarles el bolso. A estas cucarachas no les importa matar. Deben pudrirse en prisión. Apago el televisor.

Ir a portada