El Búho y sus terribles 'piqueítos' [VIDEO y FOTOS]

El Búho escribe sobre Kenji Fujimori, Jorge Nieto, el accidente en Pasamayo y más. 

El Búho
El Búho
El Búho
El Búho

Este Búho imagina la crisis política en el gobierno de PPK como un inmenso bufé internacional para políticos ávidos de poder. Kenji está listo para despellejar un ‘Becerril al palo’ y unas yucas Vilcatoma bien crocantes en salsa de cocona charapa, marca Reátegui. El ‘cura’ Arana desea devorar a PPKrispy con papa blanca. A este festín se sumaron dos loquitos que no estaban invitados: Antauro Humala y ‘Goyo’ Santos. Este canibalismo político en caja china propiciado por Keiko y degenerado por el presidente, les viene como anillo al dedo. Estos radicales están en el balcón viendo cómo sus rivales para el 2021 se destripan, para llegar así como los ‘salvadores’. Dios nos coja confesados. Y como diría el ‘Chato’ Barraza: ¡A comerrrr!

- CAYÓ POR SU PROPIO PESO: Era un secreto a voces que el renunciante ministro de Defensa, Jorge Nieto, había adquirido un descomunal peso, no solo en el gabinete, sino como el consejero principal y ejecutor de ‘misiones imposibles’ para evitar la vacancia. Él ‘convenció’ a los de ‘Nuevo Perú’ para que se abstengan de votar y habría sostenido incluso contactos con el ‘Chino’ Fujimori para que voltee la tortilla a Keiko con los ‘tapaditos’. El que no haya renunciado luego del indulto concedido al ingeniero, como sí lo hicieron Basombrío y Del Solar, del ala ‘progre’ del gabinete, y se aleje días después, demuestra que no se va ‘siguiendo la protesta’ de buena parte del país y gente de izquierda de la que se consideraba parte. Nieto hace rato que jugaba un peligroso juego propio, adquiriendo un poder ‘elefantiásico’ desde su ministerio, que colocaba a la premier Meche Aráoz como una convidada de piedra. Hubo un tira y afloja que duró hasta el día que el presidente decidió seguir con más de lo mismo y prefirió a Aráoz, que al final es de su casa, de su cogollo, de su ‘gentita’, en lugar del pesado advenedizo, que podía bajarse del barco en medio de la travesía.

- KENJI Y SU PANDILLA VENGADORA: El querubín de Alberto sigue haciendo ruido, mientras Keikos, Becerriles, Mikis y Reáteguis hacen la de Shakira: sordos, ciegos y mudos. El engreído publicó una caricatura de él junto con el grupo de nueve congresistas fujimoristas que salvaron a PPK, llamándolos ‘Los Vengadores’. Pero en los Pasos Perdidos hubo quienes se mofaron de ellos, calificando la fotito como una figurita del tristemente célebre álbum ‘La Pandilla Basura’, vil publicación escatológica que fue retirada de la venta a los infantes. Recuerden que Bienvenido y el ‘arrochado’ Clayton son bastante caricaturescos como el propio dueño del perrito ‘Puñete’.

- SISTEMA VIAL DE LA MUERTE: Durante muchos años ha habido tantos accidentes en el llamado ‘serpentín de Pasamayo’, que no existe una estadística fidedigna del número de muertos y heridos en ese cementerio automotor frente al mar de Chancay. Cuando comencé en el periodismo en los años 90, hace casi tres décadas, iba a ese lugar a cubrir accidentes con decenas de muertos. Hoy fueron cincuenta y dos fallecidos, ayer sesenta, otro día cuarenta. Siempre la misma imagen: un bus desbarrancado, cadáveres desperdigados. Y siempre las mismas excusas: ‘exceso de velocidad’, ‘mala maniobra’, ‘el chofer se quedó dormido’, ‘había mucha neblina’. No hablamos de una trocha carrozable a cuatro mil metros de altura en zona lluviosa, sino de una carretera continental, a doscientos kilómetros de la capital. En el mundo nos miran como si fuéramos una republiqueta bananera, donde la gente muere como moscas en accidentes increíbles y nadie se inmuta. Urgen medidas radicales. ¿Qué hace el Ministerio de Transportes?

- CORREO CON ROCHE: El diario brasileño Estadao publicó un supuesto correo electrónico que Marcelo Odebrecht mandó al funcionario Alexandrino Alencar, quien era un nexo entre la empresa cutrera y el Estado brasileño. ‘Vale mencionar que nuestra relación con el presidente García es de extrema confianza y larga data (desde su primer mandato)’. Sigo pensando que aquí hay mucho por investigar. ¿Esos millones en Andorra para quién eran? ¿Para oscuros funcionarios de medio pelo? Apago el televisor.

Kenji Fujimori acompañó a su padre

Ir a portada