El Búho ya terminó la sétima temporada de ‘Juego de Tronos’ y ya quiere que se estrene la octava

El Búho le dedica esta columna a Game of Thrones, la extraordinaria serie fantástica de la cadena HBO.

El Búho ya terminó de ver la sétima temporada de ‘Juego de Tronos’ y está ansioso por el estreno de la octava

El Búho ya terminó de ver la sétima temporada de ‘Juego de Tronos’ y está ansioso por el estreno de la octava

El Búho ya terminó de ver la sétima temporada de ‘Juego de Tronos’ y está ansioso por el estreno de la octava

Este Búho terminó de ver la sétima temporada de ‘Juego de Tronos’, la extraordinaria serie fantástica de la cadena HBO y está ansioso de la octava, que será la última. El capítulo titulado ‘El dragón y el lobo’ fue espectacular y esa lucha encarnizada, sangrienta, con ríos de sangre, asesinatos, cada uno más cruel que el otro, intrigas, traiciones, me hacen recordar algunos aspectos de la política local. Por ejemplo, la reina Cersei Lannister (Lena Headey), en la actualidad sentada en el ‘Trono de hierro’, en anteriores temporadas hizo todo lo posible por cortarle la cabeza a su hermano, el enano Tyrion Lannister, uno de los personajes más entrañables y queridos de la serie.

¿Les parece una escena sacada de la política nacional? Como en la política criolla, todos los aspirantes al trono deben establecer alianzas y atacar con sus mejores armas. La ‘Reina de dragones’, Daenerys Targaryen, por ejemplo, cuenta con dos dragones -ya le mataron uno- que achicharran ejércitos enteros y también la siguen miles de fieles guerreros eunucos, llamados ‘inmaculados’, y otro ejército de salvajes dothrakis. Trasladado a tiempos modernos, es como si tuviera la mayoría absoluta en el Congreso y con ellos pretenda hacer lo que le viene en gana. Como bajarse a un fiscal de la Nación, a un Tribunal Constitucional o al mismísimo presidente de la República.

Pero en la última temporada las cartas están sobre la mesa. Se acerca el invierno y con él llegan miles de zombies, muertos vivientes, los llamados ‘caminantes blancos’ comandados por el ‘Rey de la noche’. John Snow, el ‘Rey del norte’, los ha visto, ha luchado contra ellos y sabe que son casi invencibles, pero ha encontrado la manera de derrotarlos. Pero se necesita detener la sangrienta guerra por el trono, para que todos los combatientes luchen contra un enemigo que no es humano y que amenaza acabar con toda al humanidad. Un enemigo que lo ambiciona todo, como algunos voceros de la mayoría, que no quieren dejar ningún poder del Estado sin su control. Así, solo se asesina la democracia.

El ‘Rey de la noche’ quiere acabar con los seres humanos, y hasta mató y resucitó a un dragón y ahora ya cruzó la muralla y va en busca de los vivos. Snow logró convencer a la ‘Reina de dragones’, al enano Tyrion, para luchar juntos contra la amenaza.
Estos aceptan y le llevan la propuesta a Cersei, quien siniestramente acepta de la boca para afuera, pero tiene un as bajo la manga. Hasta se reunió con su odiado hermano Tyrion, a quien acusó falsamente de haber envenenado a su hijo, el rey Joffrey. Esa escena me hizo recordar los entredichos de dos hermanos distanciados por su padre encarcelado. La realidad se parece mucho a la ficción.

Tyrion trabaja para la enemiga de su hermana. Cersei le reprocha su actitud pese a que lo quiso decapitar, tal como políticos de la línea dura de la mayoría pretenden hacer con un querubín que ‘tampoco, tampoco’ se queda atrás y vota con el oficialismo para darle la contra a su hermanita. Pese a estar ambientada en una época similar a la Europa medieval, con reinos ficticios como Invernalia, Casterly Rock o el reino de Dorne, las pugnas políticas pueden trasladarse a la actualidad. Los entuertos políticos y las traiciones están a la orden del día. No por nada ‘Juego de Tronos’ es la serie más pirateada de la historia desde 2012, solo al año de su capítulo inicial. En el año 2015 batieron los récords conquistando ¡¡doce premios Emmy!!, incluidos: Mejor drama, Mejor actor (Peter ‘Tyrion’ Dinklage), Mejor dirección, Mejor guion, entre otros.

Como todos saben, la serie está basada en los libros de George R.R. Martin, un guionista de Hollywood que frustrado por el poco reconocimiento a su trabajo se enclaustró en un rancho de Texas donde se dedicó a escribir esta alucinante saga de ficción que se llamó: ‘Canción de hielo y fuego’. Lo loco es que HBO lo contrató como guionista y el trabajo de George se combina entre la escritura de los guiones de la serie y los libros de una saga que todavía no termina. Muchos lectores están resentidos con el escritor, porque privilegia su trabajo en la serie y demora en terminar los libros. El primero, titulado ‘Juego de Tronos’ se editó en 1996, y el quinto, el último hasta el momento, ‘Danza de dragones’, en 2011, justo el año que se inició la serie en televisión. Martin asegura que el próximo libro, el sexto, se publicará en 2018 y se llamará ‘Vientos de invierno’. El último de la extraordinaria serie llegará después, no se sabe cuándo, y se supone que será titulado ‘Sueño de primavera’. Mientras tanto, hay fuego de dragones quemando a algunos políticos criollos que terminan achicharrados por las ‘cutras’ de Odebrecht. Apago el televisor.

VOLVER A LA PORTADA DE TROME.PE

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.