Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

El 'Cholo' Sotil y la Copa América 

El Búho recuerda el gol del 'Cholo' Sotil, con la que Perú ganó la Copa América en 1975. 

Cholo Sotil

El 'Cholo' Sotil y la Copa América

El 'Cholo' Sotil y la Copa América

Más sobre:

El Búho,

Pico Tv

EsteBúho se emocionó al ver al gran capitán Héctor Chumpitaz y a Hugo Sotil alzando y besando la original Copa América, el mítico trofeo continental que llegó a Lima como parte de una gira que culminará en Brasil, donde esperará que la abracen y la besen los nuevos campeones. En la noche del 28 de octubre de 1975, ‘Chumpi’ y el ‘Cholo’ también lloraron ante esa copa, pero de inmensa alegría. En aquel polvoroso y marchito grass del estadio Olímpico de la Universidad Central de Venezuela, en Caracas, Perú acababa de ganarle la final a Colombia con golazo de Sotil.

Chumpitaz recordó las duras condiciones en las que aquellos jugadores afrontaron el torneo. “Viajábamos en buses. Para aclimatarnos para jugar con Bolivia nos fuimos a Juliaca. Y un avión de carga nos trasladó a La Paz. Pero la unión de los jugadores, de los dirigentes y todos los que estábamos involucrados influyó en la obtención del título”, rememoró.

Pero hubo alguien que cambió la historia y ese fue Hugo Sotil. Los dirigentes catalanes del Barcelona negaron ceder al jugador desde el inicio del torneo, pues no había ‘fecha FIFA’ como hoy. En Barcelona, Sotil no podía dormir en su lujoso departamento. Había jugado un gran partido frente al Racing de Santander, pero ni por eso los directivos le autorizaron el viaje. Entonces se levantó de la cama y llamó a su casa en La Victoria. En Lima era mediodía y su madre estaba cocinando. A ella le dijo: “Viejita, me voy a Caracas, primero está mi país”.

Antes de embarcarse en el vuelo a la capital venezolana, entró al ‘Duty Free’ y compró treinta relojes suizos bañados en oro. Luego se sumió en un profundo sueño donde se veía anotando el gol del campeonato. Del aeropuerto llegó a la concentración. El primero en reconocerlo fue el marcador de punta José Navarro, ‘Navarrito’.

“‘Cholo’, qué haces acá, ¿has venido a hacernos barra?”. El ‘Cholo’, que había sido su compañero en Municipal, sonrió y le entregó su relojazo de oro. Y así a toda la delegación. Hubo fiesta y Marcos Calderón, el entrenador, lo llamó a un costado: “‘Cholo’, mañana juegas”.

Aquella noche mágica, justamente Sotil recogió un rebote de una jugada del ‘Nene’ Cubillas y se la clavó a un Zape que parecía imbatible. Fue el gol del campeonato. Sotil no regresó a Lima para las celebraciones. Llegó a la concentración del Barcelona y al toque, el gerente deportivo le dijo con cara seria: “El presidente quiere hablar contigo, ‘Cholo’”. Sotil contó: “Pensé que me iban a multar o a rescindir contrato, pero ni bien entré, me abrazó y me felicitó por lo que había hecho por mi país y el gol”. Abrió un cajón y me dio un cheque de diez mil dólares. “¡Anda, celebra con tus paisanos, tienes tres días libres!”, me dijo.

Un premio para un tremendo jugador que siempre dio todo y más por su selección. Así como Trome, que da todo por sus lectores y llevará a Brasil a una tremenda selección de ‘tigres’ que cubrirán la Copa América a nuestro estilo. Y ojalá que alguna empresa invite al gran Hugo Sotil a Brasil para recordarles a nuestros rivales ‘venecos’ que fuimos campeones de América con astros como el ‘Cholo’.

Apago el televisor.

Cargando siguiente contenido

Portada