Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

Crisis política en el perú

El Búho hace un análisis de la crisis política que está azotando el país y cómo esta afecta a todos los peruanos.

Comisión de Constitución archivó proyecto de adelanto de elecciones (Fuente: Lino Chipana / GEC)

Comisión de Constitución archivó proyecto de adelanto de elecciones (Fuente: Lino Chipana / GEC)

Comisión de Constitución archivó proyecto de adelanto de elecciones (Fuente: Lino Chipana / GEC)

Más sobre:

Pico Tv

Este Búho se despierta tempranito y abre bien sus ojazos para estar muy atento a la coyuntura política. Con más de 30 años corriendo la cancha en este oficio, sé muy bien que hay que desconfiar de todos. La política, por lo general, se mueve por intereses. Este columnista se debe a la verdad y, sobre todo, a sus lectores. Lo más importante para el país es la defensa de la democracia y la gobernabilidad. ¿Quién piensa en los ciudadanos que trabajan honradamente día a día para llevar el pan a casa? Paso a comentar a los actores principales de este desmadre político.

MARTINCITO: El mandatario Martín Vizcarra es capaz de cambiarle la letra al clásico tema romántico de ‘El Puma’ José Luis Rodríguez, ‘Culpable soy yo’. Se quiso ir antes de tiempo culpando de todo a ‘los otros’ y no tuvo la ética para reconocer siquiera algún error de su parte. El compromiso del moqueguano no solo fue con la élite política del Congreso, a la que le hizo esa celebrada ‘jugada de ajedrecista’ de ‘nos vamos todos’, sino con todos los peruanos. Me remonto a lo que sucedió el 28 de julio pasado en su discurso presidencial. El jefe de Estado parecía ese hombre que justifica una infidelidad y abandono del hogar culpando a su esposa. En este caso, ‘legitimaba’ una actitud, hasta cierto punto cobarde, hacia una oposición visceral y obstruccionista. Además, escondía que el real motivo de esa ‘tirada de toalla’ era porque jefaturaba un gobierno que está desacelerando el crecimiento económico, no logra generar más empleos y es incapaz de empujar la inversión privada a gran escala, postrándose ante los politicastros radicales antimineros, y no pronunció ni una sola autocrítica. De eso no tienen la culpa las bochincheras Bartra o Beteta, el deslenguado Becerril o el maquiavélico Mulder. Me sería fácil decir ¡¡cierren el Congreso!! y cosechar aplausos, pero si ni de joven fui ayayero, menos lo voy a ser con medio siglo a cuestas.

EL TÓXICO FUJIAPRISMO: Este columnista fustiga con fuerza a esa mayoría parlamentaria tóxica, pero pienso que el remedio es peor que la enfermedad. Este Búho tiene varios lustros siguiendo política, sabe lo cambiantes que son las masas, las que seguramente elevarán a Vizcarra en las encuestas si cierra el Congreso. Más adelante, quién sabe, gritarán: ‘¡Vizcarra traidor!’. Y ayer, como estaba cantado, la mayoría fujiaprista y sus aliados, sin ningún rubor de vergüenza en sus caras, mandaron al archivo el proyecto que buscaba el adelanto de elecciones. O sea que la invitación que le hicieron a la Comisión de Venecia para que analice este tema fue un saludo a la bandera, pues ya tenían bien ‘cocinadito’ cómo procederían.

Ahora no se vengan a rasgar las vestiduras con que lo hicieron en defensa de la democracia, cuando ellos también son, en gran parte, responsables de esta crisis política. Veo al jefe de Estado barajando las opciones que tiene para salir de este entrampe: presentar otra propuesta e incluir la cuestión de confianza, disolver el Congreso (no creo que llegue a eso), ir al arreglo (está difícil), renunciar y dejar a Meche Aráoz en la Presidencia o irse junto con su vicepresidenta y dejar que ‘Picapiedra’ Olaechea, por ser titular del Parlamento, asuma la conducción del país y convoque para dentro de cuatro meses a elecciones generales. Todo puede pasar en esta villa del Señor. Por lo pronto, ‘Pantaleón’ del Solar salió a decir que el Gobierno no se quedará con los brazos cruzados e hizo un llamado al pueblo a estar vigilante. ¡Pobre mi Perú! Apago el televisor.

Cargando siguiente contenido

Portada