¿Quién será el sucesor de Francisco Sagasti?
¿Quién será el sucesor de Francisco Sagasti?

Este Búho observa el panorama político más movido que Toño Centella saliendo de un hotel después de un ‘reencuentro’ con la mujer que le encanta bailar al ritmo de ‘Zaperoko’. Por eso, agarro mi ‘Espada del augurio’ de ‘Los Thundercats’ para que me permita ver ‘más allá de lo evidente’ en esta ‘Radiografía electoral’ que tanto reclaman mis lectores, luego de publicada la encuesta del Instituto de Estudios Peruanos.

YONHY LESCANO (11.3%): A un poco más de un mes de los comicios, el acciopopulista continúa de atropellada y se logró ‘almorzar’ al puntero Forsyth. Cimenta su ventaja en que tiene un promedio parejito en los sectores altos, medios y pobres. Su electorado fuerte son los maduros interesados en política y cambios, pero que desconfían de la izquierdista Mendoza y, sobre todo, de las regiones del sur siempre descontento.

El puneño es consciente de las incoherencias de su plan de gobierno y espera convertirse en un pez de río, perdón, de lago, escurridizo, para sortear preguntas sobre temas puntuales, como el destino de los fondos de jubilación de los peruanos o los controles de precios. Sus asesores le aconsejarán que se haga ‘el muertito’ y evite la exposición en programas ‘picantes’, pero no podrá rehuir a la polémica. Una buena faena en el ‘debate’ lo puede colocar en la segunda vuelta.

VERÓNIKA MENDOZA (8.9%): A pesar del escándalo por no declarar una propiedad, por lo que pudo ser excluida, la cusqueña es la que menos fuego graneado ha recibido, pese a que apela a la falta de memoria de los peruanos, cuando se presenta ante los jóvenes como ‘nueva’ en política a ritmo del ‘TikTok’. La verdad es que ingresó a la política del brazo de Nadine Heredia, acusada por la fiscalía de corrupción -de la que fue su ‘secretaria’- y, según investigaciones, tuvo participación en el caso de las tristemente célebres ‘agendas de la corrupción’.

En su programa de gobierno, sin rubor, plantea ‘chocar’ con los aportes de los millones de peruanos de las AFP para fusionarlos en un terrorífico ‘fondo estatal de aportes’, según ella, para que ‘todos reciban una pensión digna’. Qué graciosa, arrebatándoles los aportes individuales a los trabajadores. Esta peligrosa y abusiva propuesta será su talón de Aquiles en los debates.

GEORGE FORSYTH (8.1%): Este Búho se lo advirtió: resultaba un suicidio político pretender ‘pasar por la sombrita’ sin responder lógicos cuestionamientos a su gestión como alcalde de La Victoria. Soberbio, arrochaba a la prensa. Solo cuando sintió que Lescano le respiraba en la nuca, corrió a ‘regalarse’ a los medios, pero sus respuestas, en vez de ayudarlo, lo hunden más. Está en caída libre y, dada su poca experiencia política y preparación, no puede esperanzarse en hacer una gran performance en la recta final. Creo que estará arrepintiéndose de haber abandonado La Victoria para trepar a categorías mayores siendo todavía un ‘calichín’.

KEIKO FUJIMORI (8.1%): La ‘China’ está nerviosa porque ‘Porky’ le pisa los tacos y también ofrece ‘mano dura’, pero la hija de Alberto tiene demasiados ‘anticuchos’ y, más bien, fue ‘mano blanda’ con la corrupción cuando su bancada tenía mayoría en el Congreso disuelto. Ante la irrupción de un candidato de extrema derecha sin ‘chicharrones’ conocidos, como sí los tiene la naranja, no solo le puede robar votos, sino el apoyo del empresariado cuyas mieles disfrutó en otros tiempos y por las que está investigada. Tendrá que librar dos guerras titánicas con la ‘Chama’ Verónika y López Aliaga si desea llegar a la segunda vuelta. Por ahora está estancada, aunque podría tener un ‘voto escondido’.

’PORKY’ LÓPEZ ALIAGA (7.6%): La sorpresa de la ‘foto’ en febrero. Lo que parecía una broma, autodenominado como ‘Porky’, saltó de las redes a una explosiva exposición mediática. La misma que hundió a Julio Guzmán por sus metidas de ‘troncho’, perdón, de pata, lo apapachó y le dio tremenda cobertura que el chiclayano no desaprovechó en lo absoluto para exponer su ideología conservadora: ‘Dios, patria y familia’. Pero no se piense que solo sube en los sondeos por una millonaria campaña publicitaria en redes donde ha invertido mucho dinero.

López representa el hastío de una parte importante del peruano promedio, cansado de gobiernos donde los mismos amigotes izquierdistas de cafetín se turnan los ministerios, viceministerios y millonarias asesorías, desde las épocas de Toledo, Ollanta, PPK, Vizcarra y ahora Sagasti. Hasta hoy nadie se ha dedicado a espulgar sus negocios privados a este ‘criticón’, aunque dicen que en su empresa de ferrocarriles Cusco-Macchu Picchu hay historias de sangre, sudor y lágrimas que lo dejarían mal parado cuando habla de gobernar para los más pobres.

Esas ‘bombitas’ van a reventar y ahí veremos si merece salir en hombros como el verdadero, el honesto y querido cerdito de la Warner Bros. cuando termina el show. Después hablaré de los candidatos que están más abajo. Apago el televisor.