No te pierdas esta columna del Búho.
No te pierdas esta columna del Búho.

Este Búho nunca olvidará cuando el inmenso y rubio director de un diario que ahora yace en el cementerio de papel me mandó cubrir la campaña electoral presidencial de 1990, en su segunda vuelta, entre el novelista , del Fredemo y el ‘chinito del tractor’, , del movimiento Cambio 90. Según los analistas, fue la campaña más sucia en la historia de América Latina.

Con decirles que el escritor ya había ‘tirado la toalla’. Sabía que entre la izquierda y el Apra del presidente saliente Alan García le iban a hacer ‘pan con pescao’. Las principales figuras de la televisión apoyaron con todo al escritor. Augusto Ferrando, Gisela Valcárcel, Jaime Bayly, César Hildebrandt y deportistas como Teófilo Cubillas y Cecilia Tait estaban con el escritor.

Para convencer a Vargas Llosa, el entonces arzobispo de Lima, Augusto Vargas Alzamora, se metió en la maletera de un auto para entrar a su casa y persuadirlo que no se retire de la campaña. Inclusive, pese a que nunca dejaba ingresar al periodismo a su residencia de Barranco, días antes de los comicios, Mario y Patricia permitieron entrar a toda la prensa -yo estuve allí- y anunció que iba celebrar sus ‘bodas de plata’ por su matrimonio religioso, con el mismo cura que los casó.

La campaña lo soportaba todo. Ferrando, quien dijo que si Vargas Llosa no ganaba se retiraba de la televisión, llegó con camiones con víveres al penal de Lurigancho para entregárselos a los presos, pero estos los botaron y gritaron arengas a favor de Fujimori. Lo peor es que en el debate, el ‘Chino’ acusó al intelectual de tener planeado un brutal ¡¡shock!! económico de devastadores efectos en los más pobres del país.

Lo increíble es que el Fredemo sí planeaba un necesario reajuste económico por la hiperinflación dejada por el desastroso primer gobierno de Alan García, pero dejaba un fondo para sostener a los más pobres. Mientras que Fujimori ganó y aplicó el ‘paquetazo’ sin implementar ningún plan de contingencia. Han pasado 31 años de aquella elección y les cuento todo esto porque hay que desconfiar de las palabras de los políticos, pues siempre mienten. En campaña muestran una cara que no es la verdadera.

TROME | Keiko Fujimori sobre Rafael López Aliaga (Cuarto Poder)
TROME | Keiko Fujimori sobre Rafael López Aliaga (Cuarto Poder)

Sino miren a Mis ojos de periodista lo han visto todo. Este columnista siempre ha tratado de mantener una posición equilibrada, sin tomar partido, pues no espero que en el futuro me ‘premien’ con sucias ‘asesorías’ o ‘puestitos’ públicos. Por eso, agarro ‘mi espada del Augurio’ de ‘Los Thundercats’, para que me permita ver ‘más allá de lo evidente’ y seguir analizando esta recta final de la primera vuelta.

Parece fijo para estar en la segunda vuelta, pero lo veo como un candidato peligroso. Confunde al electorado con su populismo. No me parece que tenga un buen plan económico para salvar al país de la terrible crisis que se vive.

Muy tarde pisó el acelerador cuando ' Porky’ se lo estaba llevando de encuentro. Sin embargo, pese a que contiene la arremetida del candidato ultraderechista, se le percibe muy joven e inexperto. Además, tiene atrás a ‘tiburones’ toledistas y gente cercana a Villarán. Me parece un candidato prefabricado y probeta.

El millonario llega de arremetida. Sus cálculos le fallaron y pensaba que a estas alturas ya se había ‘almorzado’ al ‘calichín’ victoriano. Pero un misil le cayó en su lustrosa pelada. La denuncia de que no ha pagado 28 millones de soles de impuestos a la Sunat es grave, y lo peor es que se justifica de tamaño ‘perro muerto’ diciendo que ‘ya caducó’. Ese chicharrón de cerdo se puede quemar.

A estas alturas del partido las posiciones extremas de ‘derecha dura’ de la ‘China’ están demás. Y por si fuera poco, la Fiscalía pide 30 años de cárcel por corrupción por sus ‘pitufeos’ de los millones de Odebrecht y los millones que recibió de empresarios peruanos y nunca los consignó. La tiene muy complicada.

Ollanta reveló su verdadera faz de ‘chiquivieja’ y de que escribió en las siniestras ‘agendas de Nadine’, es decir, en las ‘agendas de la corrupción’. Para colmo, ahora el electorado se está inclinando por el centro, así que el izquierdismo de la cusqueña va de bajada. Apago el televisor.

TE PUEDE INTERESAR: