Presidente Manuel Merino tomó juramento a su primer ministro Antero Flores Aráoz (Foto: Presidencia)
Presidente Manuel Merino tomó juramento a su primer ministro Antero Flores Aráoz (Foto: Presidencia)

Este Búho no pudo pegar sus ojazos viendo cómo esa juventud espontánea y rebelde protestaba por una conspiración bien armada por siniestros personajes y partidos políticos que le aplicaron un ‘golpe’ a Martín Vizcarra. Ya con mayor calma y reflexión, y al enterarme de la designación de un viejo ‘camaleón’ de la política como Ántero Flores-Aráoz como premier, se cierra el círculo de un complot que, está demostrado, unió a los beligerantes ‘vacadores’ con claros fines personales y financieros, y que la lucha ‘contra la corrupción de Vizcarra’ era solo una ‘barreta’. Y eso lo sabemos hoy por boca de Ántero, el popular ‘Garfield’ o ‘Don Gato’, quien tenía pocas horas de confirmado en el cargo y ya le daba en la yema del gusto a los partidos que con sus votos colocaron a Manuel Merino en la Presidencia.

‘Hay que darles otra oportunidad a las universidades no licenciadas por la Sunedu’, expresó sin que le tiemble la lengua. ¡El pez moría por su propia boca! ¿Acaso la universidad de ‘los gallineros’, Telesup, de propiedad de José Luna Gálvez, no le entregó un título ‘Doctor Honoris Causa’ a don Ántero? Al parecer, va a devolver favores. Allí recordé las palabras del maestro Manuel González Prada, de su libro ‘Pájinas Libres’: ‘En la vejez se capitula, en la juventud se combate’. Esto le cae de perilla al primer ministro, porque en una situación tan dramática, donde miles de ciudadanos protestaban en todo el país, sin ningún tipo de vergüenza y rubor les lanzaba un ‘salvavidas’ a las universidades ‘truchas’, esas que estafaban a los alumnos y los hacían estudiar en salones de triplay sin techo.

Este columnista agarra su ‘espada del augurio’, de ‘Los Thundercats’, para ver ‘más allá de lo evidente’ y analizar el comportamiento de los actores principales del zarpazo contra el Ejecutivo.

1.-Manuel Merino: Un político cuyas colosales ambiciones de poder fueron bien utilizadas por zorros viejos de la política, quienes le ‘comieron el cerebro’ haciéndole creer que podía compararse con Valentín Paniagua.

2.-César Acuña: El líder del partido que le clavó el puñal al moqueguano. El que prometió no apoyar la vacancia, pero se le volteó. Había un motivo mucho más poderoso que su palabra, la plata, pues su universidad ‘Señor de Sipán’ estaba solicitando permiso para abrir nuevas filiales en Lima y Piura, pero como la Ley Universitaria prohíbe la creación de nuevas universidades y filiales, necesitaban cambiarla, algo a lo que se oponía firmemente el gobierno de Vizcarra. Y Somos Perú está pugnando porque le aprueben la creación de la nueva Universidad Tecnológica de Paita. Unión por el Perú, como promotor de la vacancia, exige que liberen a Antauro Humala para que sea su candidato presidencial. El militar en retiro recién podrá salir el 2024.

Por eso, desesperado, el propio ‘Pepe’ Vega no tuvo vergüenza para declarar, ya con Merino como presidente, que van a presentar una solicitud de indulto para Antauro. Y por último, otro de los que reclaman parte de la torta, son los de Podemos Perú. Con José Luna Gálvez detenido, su hijo congresista espera que Merino le retribuya sus decisivos votos y que Ántero le dé ‘una empujadita’.

Keiko, a su vez, ordenó cortarle la cabeza a Martín por sed de venganza contra quien ‘disolvió’ la tóxica mayoría ‘fujiaprista’ en el Parlamento, en el 2019. La mayoría de peruanos lucha a diario por trabajar, por un país con seguridad, orden y crecimiento económico. Se debe nombrar a un ministro de Economía que sea un pararrayos ante los ‘lobos populistas’ que buscan cambiar las leyes en beneficio personal, negocios y votos.

Ante la negativa de Pilar Mazzetti se debería buscar alguien de su nivel para luchar contra la pandemia. Los jóvenes en las calles son la única garantía de que los carroñeros no se salgan con la suya. Y por favor, estos son momentos dramáticos y donde la protesta sale del corazón y la rabia de los jóvenes es una expresión auténtica. Que esos candidatos que buscan aprovecharse de la protesta y ganarse alguito de votos, como ‘Forzay’, el ‘Moradito’ y la ‘Vero’, mejor que se queden en sus casas. Se les ve oportunistas. Apago el televisor.