El Búho, el columnista más leído del Perú.
El Búho, el columnista más leído del Perú.

Este ve el panorama político más movido que ‘Kike’ Suero en un ‘privadito’. Por eso, agarro mi ‘Espada del augurio’ de los ‘Thundercats’ para que me permita ver ‘más allá de lo evidente’ y así poder dar estos ‘Piqueítos’ que mis lectores tanto reclaman.

DAÑO AL PAÍS. El presidente Castillo señaló en su primera gira internacional, o sea, a un público extranjero, que reafirmaba su vocación democrática y llamaba a las grandes empresas a invertir en el Perú. Pero, mientras tanto, en nuestro país se golpea e insulta a los periodistas y los miembros de su gobierno, léase ministros, vicepresidenta y muchos otros, eso sin contar a los congresistas de Perú Libre, llevan a cabo una gigantesca campaña a favor de la Asamblea Constituyente, que es todo lo contrario a dar un mensaje de estabilidad, pues dicha asamblea, todopoderosa, podría estipular que cualquier industria, sea de hidrocarburos, telecomunicaciones u otra, pase a manos del Estado. ¿Qué inversionista con dos dedos de frente podría poner su dinero en el Perú con semejante peligro?

EL DÚO DINÁMICO: BELLIDO Y CERRÓN. La amenaza que el premier Guido Bellido lanzó ayer sobre expropiar el yacimiento gasífero de Camisea en realidad no debe sorprender a nadie. Lo habían anunciado reiteradas veces en campaña y el ideólogo de semejante idea trasnochada y fracasada es el dueño de Perú Libre, Vladimir Cerrón. Tal anuncio podría ser tomado con entusiasmo por cierto sector de la población ante los elevados precios del gas. Pero en realidad generaría más pobreza, pues ahuyentará a cualquier inversionista y no sería raro que eleve más el precio del dólar. La renegociación de contratos siempre se ha hecho. No es un invento de Perú Libre. Con el consorcio Camisea el segundo gobierno de Alan García renegoció y le puso topes a la subida de precios. Se puede y se debe renegociar, pero no hace falta mandar irresponsables mensajes intimidatorios que lo único que hacen es ahuyentar a los capitales que generan trabajo.

EVO SE PASEA EN PERÚ. Es una vergüenza que se pasee libremente por el Perú un golpista como Evo Morales, que además ha sido denunciado dos veces en su país por estupro, una figura penal que en Bolivia se aplica a quien tuviera relaciones sexuales con adolescentes mayores de 14 años y menores de 18, con su consentimiento pero valiéndose del engaño. Perú Libre lo trae para hacer campaña a favor de las expropiaciones y la Asamblea Constituyente. Esta asamblea es la madre del cordero para los radicales. Es el tema que les quita el sueño, porque con ella buscan lograr las leyes que los perpetúen en el poder, como ocurre en Venezuela y Cuba. ¿Se acuerdan de lo que dijo el congresista del ‘lápiz’, Guillermo Bermejo?: ‘Nosotros somos socialistas y nuestro camino de nueva Constitución es un primer paso. y si tomamos el poder no lo vamos a dejar. Con todo el respeto que se merecen ustedes y sus pelotudeces democráticas, nuestra idea es quedarnos para establecer un proceso revolucionario en el Perú’. El videíto lo pueden ver en YouTube.

PRECIOS POR LAS NUBES. Mientras en el gobierno andan preocupados por su agenda partidaria y las peleas por el poder son evidentes, los precios de los alimentos, medicinas y combustibles siguen por las nubes. Los más humildes son los que pagan las consecuencias, los que más sufren. Ahí están las cientos de ollas populares a punto de cerrar y que ahora preparan menos platos para servir a menos gente. El dólar comenzaría a bajar solo con que el gobierno dé mensajes claros y deje de actuar de forma irresponsable.

LA OPOSICIÓN. Los peruanos de 40 y 50 años padecimos el terror de Sendero Luminoso y la hiperinflación del primer gobierno aprista. Miles huyeron del Perú a otros países en busca de trabajo y paz. Nos ha costado sangre, sudor y lágrimas la democracia de la que ahora gozamos y que los radicales tanto desprecian. Por eso es imprescindible que el Congreso, los partidos políticos democráticos y el pueblo tomen conciencia de su responsabilidad y actúen de manera firme en defensa de nuestros derechos. No podemos perderlos tan fácilmente de un día para otro por culpa de aventureros que buscan imponer ideas que ya fracasaron en otros países y que ahora están sumidos en la miseria.

Apago el televisor.

TAMBIÉN LEE: