El Búho, en Pico TV, te da toda la información y análisis de la realidad que debes saber para tomar mejores decisiones.
El Búho, en Pico TV, te da toda la información y análisis de la realidad que debes saber para tomar mejores decisiones.

Este Búho ha escrito ríos de tinta sobre , uno de los personajes más siniestros de la historia de la política peruana. Un psicópata que, increíblemente, estuvo en las más altas esferas del poder durante el gobierno de .

TE VA A INTERESAR | Vladimiro Montesinos tenía dos horas diarias para llamadas en la Base Naval del Callao

Las historias que se han escrito sobre su vida lo ‘pintan’ como un enfermo y retorcido. Acumuló millones de dólares en cuentas bancarias del extranjero que ahora no puede ni gastar, ya que su destino es que muera en prisión por todo el daño que le hizo al país. Pero aquí debo aclarar un tema.

El presidente escribió ayer en Twitter: ‘Hemos trasladado a Vladimiro Montesinos al penal Ancón II hasta el fin de su condena. En el Gobierno del Bicentenario, ninguna persona privada de libertad tendrá un trato privilegiado ni se le permitirá burlar la seguridad de los penales para seguir delinquiendo’.

¿'HOTEL CINCO ESTRELLAS´?

Pero ojo, eso significa que el genocida y otros terroristas también irán a ese penal, lo cual era un pedido del Movadef, el organismo vinculado a Sendero Luminoso. Y justamente varias denuncias vinculan a miembros de este gobierno con este grupo terrorista.

Precisamente, el congresista y marino retirado Jorge Montoya ya comentó sobre el tema: “Vladimiro estará en un hotel cinco estrellas”. Si el Gobierno fuera más coherente, Montesinos debería estar en Challapalca junto con los líderes terroristas. Pero bueno, mejor ingreso al túnel del tiempo.

Una de las amantes del ‘Doc’ fue la ‘Pollito’, Matilde Pinchi Pinchi, quien precisamente lo hundió ante los jueces: “En épocas de reelección ingresaban al Servicio de Inteligencia nueve millones de dólares al mes, plata robada de instituciones del Estado, de las cajas militar policial, de las cutras por compra de armamento chatarra o el narcotráfico. Todo era para pagar a congresistas tránsfugas, diarios chicha, jueces, canales de TV, radios y periodistas ‘famosos’”.

Pinchi Pinchi declaró eso en el juicio, en la misma ‘pepa’ de Vladi, que la miraba con odio. Y la ‘Pollito’ continuó: “Al principio poníamos el dinero en cajas de leche, pero cuando ya eso rebalsó, compramos una caja fuerte gigante”. Pero hay más ‘perlitas’.

Puño y letra de Vladimiro Montesinos

MONTESINOS QUISO BESAR A ‘VATICANO’

En sus años de todopoderoso, incrementaba su patrimonio cobrando cincuenta mil dólares por cada avioneta que despegaba repleta de cocaína desde las pistas clandestinas en el Huallaga. Su ‘gendarme’ era un oficial del Ejército apodado ‘Capulina’.

En ese entonces, el principal abastecedor de drogas del ‘Patrón’ Pablo Escobar, jefe del Cartel de Medellín, era Demetrio Chávez Peñaherrera, ‘Vaticano’, quien operaba en el Huallaga, vecino a la Base Antisubversiva de Campanilla. Tan contento estaba Vladimiro con los suculentos pagos que realizaba el narco, que aceptó su invitación y viajó hasta Campanilla para festejar el cumpleaños de Demetrio.

Este, además, gastaba decenas de miles de dólares en llevar desde Lima a las más cotizadas vedettes y modelos. No soportó que el ‘Doc’, ebrio por beber finísimas botellas de champán ‘Cristal’ y caliente en lujuria selvática, intentara besarlo y, lo que fue peor, osara tocarle su miembro viril.

‘Vaticano’ contó esa historia mil veces. “El Doc era del otro equipo”, concluía. Quién sabe si resentido por el rechazo del traficante, ni bien regresó a Lima, le ordenó a ‘Capulina’ que aumente el precio por avioneta a cien mil dólares.

Cuando el narco se negó, el ‘Doc’ le declaró la guerra y mandó dinamitar las pistas de despegue. ‘Vaticano’ huyó a Colombia, pero Montesinos lo denunció a la DEA y lo apresaron y extraditaron. Cuando Chávez Peñaherrera contó que el ‘Doc’ era su socio, la audiencia se suspendió. Al día siguiente llegó como un zombi, se autoinculpó y fue sepultado en la Base Naval. Lo habían ‘enderezado’ a punta de electroshock.

LA ‘GATITA’, VLADI Y EL STRIPPER

En el libro de , quien hoy reside en España, ‘Llámalo amor si quieres’, se narra una historia pervertida del jefe del Servicio de Inteligencia. Un día, le dijo a uno de sus oficiales de más confianza en la playa Arica, el que monitoreaba los videos de todos los ambientes de su ‘búnker’ en la playa donde vivía con su amante Jackeline: “Quiero que veas la pose del esquiador”.

Colocó unos videos donde se veía a Vladi, su ‘gatita’, como llamaba a Jackie, y un stripper afroamericano que había conocido en Nueva Orleans, al que contrataron especialmente para que viajara a Lima, abonando miles de dólares robados al fisco.

La orgía empezó cuando se despojaron de toditita la ropa y desnudos bailaron los tres. Luego -refiere Angulo- se sentaron en un sillón. La ‘gatita’ al medio y los dos varones a sus dos costados. En eso, ella comenzó a agarrarles a ambos su parte íntima ¡¡como si de verdad estuviera cogiendo y jalando los dos fierros largos de esquiar en la nieve!!

Lo alucinante, según el testimonio del ayudante de Vladimiro, contado en el libro de Toño, es que en un momento el asesor exclamó, al ver las imágenes: “¡Mira, mira, ella lo mira a él y no a mí!”. Y según el ayudante, efectivamente, la mujer del ‘Doc’, mientras ‘esquiaba’, le lanzaba miradas lujuriosas y le sacaba la lengua lascivamente al morocho bailarín norteamericano. Vladi, al ver eso, ‘comenzó a llorar desconsoladamente’.

Apago el televisor.

TE PUEDE INTERESAR: