Las revelaciones de Jorge Barata

El Búho analiza las declaraciones de Jorge Barata a los fiscales peruanos en Brasil. 

Jorge Barata

Las revelaciones de Jorge Barata. (GEC)

Las revelaciones de Jorge Barata. (GEC)

EsteBúho se mantiene conectado en ‘tiempo real’ con su ‘chacal’ en Curitiba (Brasil). Este me contó algo alucinante: ‘Al terminar el interrogatorio el martes a Barata, se acercó el abogado del finado Alan García, Erasmo Reyna. Con voz de enviado de ‘Vito Corleone’, en ‘El Padrino’, le susurró cosas sobre el expresidente: ‘Soy su abogado, él lo estimaba mucho’. Barata palideció. Pero Reyna seguía apretándolo: ‘Era como mi hermano, estoy muy dolido. Él nunca le pidió plata, ¿no?’. Barata, aterrorizado, respondió cualquier cosa con tal de que se vaya.

Luego, el fiscal Rafael Vela le llamó la atención al interrogado y a su abogado. Estaba prohibido de hablar con ajenos al proceso. Reyna intentó presionarlo. Sin embargo, al día siguiente el exdirectivo de Odebrecht llegó con voz más potente que Pavarotti a cantar todo sobre los sobornos y coimas respecto de la Línea 1 del Metro de Lima y hundió a Luis Nava y Miguel Atala, ratificando que les entregó millones de dólares sucios para que el gobierno de Alan García les diera ‘luz verde’ en ese y otros proyectos. Aquí los pasajes más reveladores de su testimonio, que dejaron por los suelos las ‘celebraciones’ apristas, que aseguraban que ‘había limpiado a Alan’, nada más alejado de la verdad.

NAVA Y ATALA ERAN ‘LOS MAIMAN’ DE ALAN: Con esta frase, el brasileño resumió la relación que tuvo la constructora con el gobierno aprista. ‘García y Nava sabían que Toledo había recibido millonarias coimas de parte nuestra. Maiman se lo había contado’, reveló. Y aseguró que el expresidente no había hecho nada y, más bien, habría instruido a su secretario de Palacio para que coordinara con Barata lo que ‘necesitaba la empresa para operar mejor’. Tan viento en popa iba la sociedad entre la constructora y el gobierno, que les sugirió que necesitaban una empresa ‘off shore’ para que le depositen los millones. Allí apareció Miguel Atala, amigo de Alan y Nava, para que a través de su empresa le depositaran otro millón trescientos mil dólares.

En total fueron cuatro millones de dólares para ‘Chalán’ (dijo que le pusieron esa chapa porque los chalanes se llevan bien con el caballo de paso y el secretario se llevaba bien con ‘caballo loco’, esto en alusión a García). Esto es para quienes dicen ‘pero Alan no tocó ese dinero’. Esa era la modalidad preferida de la corruptora brasileña. Con Toledo, Lourdes, PPK y Keiko usaron intermediarios. Solo tres tuvieron contacto directo con el corrupto: Susana Villarán, además de Ollanta y Nadine. En el caso del Apra, desde el gobierno, García les abrió las puertas a la empresa vía firma de contratos, adendas onerosas y decretos de urgencia. Eso nunca lo hubiera podido ordenar un simple secretario sin autoridad ejecutiva. Ahora se comprende la precipitada y fatal decisión del expresidente. No quiso escuchar la canción fúnebre que le iba entonar el brasileño.

‘¡BARATA, PAGA CARAJO!’: Las revelaciones de Barata del pago, por un total de ¡¡31 millones de dólares!! de coima por la Interoceánica en el gobierno de Toledo y 12 millones en el de García Pérez, nos dan vergüenza y asco, pero el comportamiento de Alejandro Toledo no tiene punto de comparación viniendo de un expresidente. Según Barata, cuando el ‘Cholo’ salió del gobierno, Odebrecht le adeudaba un envío de coima y este se retrasaba. Un Alejandro Toledo enfurecido lo llamó a su celular para gritarle: ‘¡Oiga, Barata, paga carajo!’. De lo peor.

AHORA ES LA ‘TÍA FRESCA’: Después que Odebrecht confirmó la entrega de 3 millones de dólares para la campaña del ‘No a la revocatoria’ y que ella llamó para agradecerle a Barata, Susana Villarán, pese al descomunal ‘chicharrón’, anda fresca como una lechuga ‘veraneando’ en su edificio de playa Arica. Cuando llega la prensa a pedirle alguna explicación, se molesta y advierte como una autómata: ‘No voy a responder’. Bueno, a la prensa no, pero a la justicia, sí, porque por menos, varios están con prisión preventiva. Hasta sus hinchas, como Indira Huilca, le piden que dé la cara y que responda las acusaciones y asuma sus culpas.

Apago el televisor.

Ir a portada