Keiko Fujimori, César Hinostroza y Martín Vizcarra en la 'Radiografía política' de 'El Búho'

'El Búho' de Trome analiza la situación política del país. 

Keiko Fujimori
Martín Vizcarra
César Hinostroza

Dada la coyuntura política tan picante, en la que abundan vergonzosos actos de corrupción, amenazas y chantajes, este Búho se permite analizar a los actores más destacados de esta tragicomedia política. Su presente y futuro. Todo el país los está mirando y se pregunta qué será lo próximo que harán.

MARTÍN VIZCARRA: Ronda la duda de si se reunió con los fujimoristas para acordar la caída de Pedro Pablo Kuczynski. Si esto fuera así, hablaría muy mal del hombre que hoy guía las riendas del Perú. Pero ahora queda mirar para adelante y ver si tiene los pantalones bien puestos para hacer las reformas políticas y judiciales que prometió y que el país necesita. Su tarea es complicada, pues no tiene partido político, tampoco una bancada congresal fuerte ni ministros que lo respalden. Por eso, debe apoyarse en el pueblo, que hoy lo avala y exige cambios urgentes. Debe hilar fino para mantenerse en el poder hasta el 2021, pues hay fuerzas oscuras que pretenden sacarlo.

KEIKO FUJIMORI: Está muy debilitada. Ya venía en bajada constante desde que provocó la salida de PPK de la Presidencia. Hoy no son pocos los analistas que la consideran ‘quemada’. Los ‘audios de la vergüenza’ y la bochornosa protección que sus congresistas le dan al suspendido juez supremo César Hinostroza y a otros metidos en la mafia de ‘Los Cuellos Blancos’, la hacen ver como protectora de corruptos. Es más, cada vez son más las versiones que hablan de que se reunió en su casa con Hinostroza para que este la saque a ella y a su esposo Mark Vito de la investigación por el caso Cocteles. Aún tiene mucho poder, pero está perdiendo capital político.

CÉSAR HINOSTROZA: La gente se pregunta por qué goza de tanta impunidad. Ya van a ser dos meses desde la publicación de los primeros ‘audios de la vergüenza’ y muchos de los implicados ya están en prisión, incluido el juez superior del Callao, Walter Ríos. Pero Hinostroza sigue bien campante. ¿Qué sabe? ¿Por qué los congresistas de Fuerza Popular le tienen tanto miedo que no osan tocarlo, pese al tremendo escándalo que los hace quedar mal ante los electores? La Fiscalía lo ha denunciado constitucionalmente ante el Parlamento, acusándolo de pertenecer a una organización criminal, por cohecho pasivo, tráfico de influencias y otros.

ALEJANDRO TOLEDO: Llama la atención su sinvergüencería. Pese a que está pedido por la justicia peruana y es un prófugo, acusado de recibir una coima de 20 millones de dólares de la corrupta Odebrecht, el ‘Cholo de Cabana’ no deja de pasearse por restaurantes lujosos, playas, billares, discotecas y centros comerciales de Estados Unidos en los que, incluso, compra trago para llevar a casa. Su captura puede tardar, pero nada parece que podrá impedirlo. Sin embargo, eso no parece preocupar al ‘sano y sagrado’, que sigue viviendo la vida bien relajadito, aunque cada vez hay más gente con un celular en mano dispuesto a ampayarlo.

ALAN GARCÍA: Anunció que vuelve. En un mensaje a sus partidarios, dejó entrever que postularía a la presidencia de la república en el 2021. Pese a ello, una gran mayoría de peruanos pide que se retire de la política, aunque no se canse de repetir que él no se vende como otros políticos. Muchos lo identifican con la corrupción por numerosos casos, entre ellos las millonarias coimas pagadas por Odebrecht durante su gobierno para la construcción del Metro de Lima. ¿Por qué quiere regresar un político tan resistido, que ha sido dos veces presidente del país? ¿Será el ego colosal? Apago el televisor.

Ir a portada