Tras los primeros resultados parciales, Rafael López Aliaga resaltó que sus personeros “han sido entrenados para este momento”. Daniel Urresti indicó que nada está definido y acotó: “No salimos a gritar fraude”.
Tras los primeros resultados parciales, Rafael López Aliaga resaltó que sus personeros “han sido entrenados para este momento”. Daniel Urresti indicó que nada está definido y acotó: “No salimos a gritar fraude”.

Este Búho ya no se sorprende de los ajustados resultados que se producen en los últimos tiempos en las elecciones en nuestro país. PPK ganó en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales 2016 por el estrecho margen de 50.12 % sobre 49.88 de Keiko Fujimori. En la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del 2021, , de Perú Libre, derrotó por 50.126 % a Keiko, con 49.874 %, resultado tan estrecho que la candidata reclamó fraude.

TE VA A INTERESAR: Elecciones Municipales y Pedro Castillo en ‘Picotitos’ de El Búho

En las elecciones municipales del último domingo, , de Renovación Popular, venció a , de Podemos, por menos de 50 mil votos. Tan peleada fue la elección que Ipsos dio 25.9 a ambos candidatos en el conteo rápido, solo el conteo oficial de la ONPE despejó las dudas, que al final beneficiaron a López Aliaga.

Obviamente el gran ganador de estas elecciones es ‘Porky’, que obtuvo doce alcaldías y la provincial. Pero no menos importante es saber quiénes terminaron recibiendo una paliza catastrófica. En primer lugar: Perú Libre y Vladimir Cerrón, el partido de gobierno que arrasara en el 2021 en todo el Perú y ahora no ganó ni una sola alcaldía en Lima, ni un solo gobierno regional.

Las encuestas nacionales que arrojaban más de 70 % de desaprobación al presidente Castillo y los escandalosos casos de corrupción de los propios miembros de su familia le ‘pasaron la factura’, haciendo literalmente desaparecer al símbolo del ‘lapicito’.

Es un durísimo golpe en poco más de un año del presidente en Palacio y castigó también al termocéfalo Cerrón, que vio con espanto cómo el electorado limeño se volcaba a la derecha y al centro. Los grandes derrotados también fueron los partidos íntimamente aliados al Gobierno, como Juntos por el Perú, del ‘traductor’ de Castillo, el ministro ‘chicheñó’ Roberto Sánchez, y la ‘muda’ Verónika Mendoza, que no obtuvo nada y su debacle es solo comparable con la hecatombe de Acción Popular, el que fue un fenómeno de las elecciones municipales en Lima con Jorge Muñoz y arrasó en las municipales provinciales y gobernaciones, y que el domingo solo obtuvo un pequeño municipio playero.

Los analistas sostienen que la nefasta participación política de los congresistas acciopopulistas denominados ‘Los Niños’, que se dedicaron a ‘blindar’ al mandatario y a ‘salvar’ ministros impresentables a cambio de obras y prebendas, desprestigió al movimiento fundado por el respetado Fernando Belaunde y hoy en el partido de la lampa se están agarrando a cuchillazos.

Los partidos políticos tradicionales también desaparecieron de las regiones porque se impusieron los movimientos regionales autóctonos, perdiendo movimientos como el partido de ‘Plata como cancha’ Acuña su hegemonía en el norte del país. Según los analistas, el triunfo de un férreo opositor al gobierno izquierdista de Castillo no solo permitirá que el municipio de la capital recupere su capacidad de gestión y se invierta millones de dólares en obras, principalmente en vías de comunicación, que impulsarán el gasto público y generarán mayor empleo en la ciudad.

La presencia de ‘Porky’ en el sillón municipal se convertirá también en un vecino incómodo de Castillo y en su principal opositor, opacando el accionar ‘domesticado’ del Congreso. Y eso lo demostró en su primer día como virtual burgomaestre de Lima. Al salir de una iglesia, López Aliaga le lanzó un misil al mandatario: “Le pediría al señor Castillo que renuncie de una vez por el bien del Perú. Que se asile en un país para que no lo persigan y nos deje el país en paz y que tengamos un presidente de consenso”.

Con la espada desenvainada respondió la propuesta del chotano de reunirse con él. Pero lo rechazó de plano. “No se puede, estructuralmente es imposible, por el destrozo que ha hecho de la economía peruana”. Muchos periodistas creyeron entender en sus palabras que pasaría a una oposición férrea al cajamarquino con la intención de postular a la presidencia. Pero ‘Porky’ fue tajante. “No voy a postular a la presidencia. No me lo pregunten más”. Sabe que la única manera de dar el trampolín, de saltar de la municipalidad a Palacio, es hacer una gran labor municipal y el plan de Renovación Popular con trenes, teleféricos, ollas comunes, miles de motos contra la inseguridad ciudadana y ampliación del Metropolitano puede ser un buen camino. Apago el televisor.

TE PUEDE INTERESAR: