El oscuro pedido de vacancia | Foto: BLOOMBERG | TROME
El oscuro pedido de vacancia | Foto: BLOOMBERG | TROME

Este Búho siempre repite que en política no hay casualidades. El ‘dueño’ de Unión por el Perú, José ‘Pepe’ Vega, sí, el de los audios donde le pide ‘ayuda’ al ‘hermanito’ César Hinostroza para que, por lo bajo, le haga un ‘arreglo’ en el Jurado Nacional de Elecciones, otra vez se disfrazó de ‘moralista’ y logró que el Congreso admita su moción de vacancia al presidente Martín Vizcarra ‘por incapacidad moral’. Esta vez, el ‘mote’ para vacarlo son las declaraciones de empresarios aspirantes a ‘colaboradores eficaces’ del ‘Club de la construcción’, investigados por corrupción. Ellos han afirmado que le pagaron coimas en la época en que era presidente regional. El caso está en investigación fiscal y el propio Martín ya fue notificado y tendrá que declarar. ¿Por qué entonces se plantea la vacancia por ‘incapacidad moral’ si la investigación de la Fiscalía está en curso y se deben corroborar los testimonios? Cada partido disfrazado de ‘oveja defensora de la moral’ escondía a un lobo hambriento de los más insospechados intereses.

¡VACANCIA, ANTAURO LIBERTAD!: El objetivo de Unión por el Perú es claro: quien manda es Antauro Humala desde su celda, al punto de que impuso a su esposa Haydée Andrade Ríos en la plancha presidencial de Vega. El condenado por la muerte de cuatro policías en Andahuaylas quiere que lo amnistíe el hipotético nuevo presidente, de prosperar la vacancia, Manuel Merino de Lama. El oscuro Edgar Alarcón, denunciado y a punto de ser desaforado del Congreso, también depende de la caída de Vizcarra. El premio por sus audios con ‘Swing’ sería el archivamiento de las graves acusaciones de la fiscal de la Nación en su contra. El complot para vacar a Vizcarra se inició meses antes en una celda con un Antauro bien ‘roleado’ con ‘sueños de fuga’.

MERINO, YO MISMO SOY: La anterior intentona de vacancia dejó chamuscado el presidente del Congreso. Su impertinente llamado a los militares para que apoyen un ‘cuasi golpe’ no solo melló su imagen, sino también la de su partido. A muchos congresistas de la ‘lampa’ les quedó chico el periodo y el tumbesino, entre bambalinas, estaría prometiendo a los congresistas que si él ‘se pone la banda’ propondrá una postergación de los comicios por ‘emergencia política y sanitaria’. Por eso se explicaría el apoyo de Acción Popular a la vacancia. Si el fallecido expresidente Fernando Belaunde, dos veces mandatario por elección popular, viera las triquiñuelas y siniestradas de un acciopopulista como Merino para ceñirse la banda presidencial, se revolvería en su tumba.

KEIKO, LA VERDUGO: Keiko Fujimori se sacó la careta de ‘guardiana de la gobernabilidad’ y volvió a ser ‘Kill Bill’, la que destruyó a su hermano Kenji, lo botó del Congreso y dejó vendiendo frutas. Se convirtió en la ‘Reina de corazones’ de ‘Alicia en el país de las maravillas’ y bramó: ¡¡Que le corten la cabeza... a Vizcarra!! ¿Por qué ella y su bancada se juntaron con un asesino de policías como Antauro y el peor rostro de la izquierda, como el Frente Amplio, los mismos que se hicieron los locos con los actos de corrupción confesados por la propia Susana Villarán y ‘Goyo’ Santos? El cálculo de la ‘china’ y del fujimorismo va por el lado de las elecciones. La excandidata se sorprendió con la aprobación del presidente Vizcarra, a pesar de las acusaciones en su contra, y se puso histérica cuando vio que el 80% de la población quiere que culmine su mandato. La esposa del gringo Mark sacó sus conclusiones: ‘En este tablero de ajedrez electoral hay que bajarnos al Rey’. Para ella, la aprobación del moqueguano podría ‘salpicar’ a ciertos candidatos. Ante el rupturista y desestabilizador pedido de vacancia, la hija del ‘Chino’ dijo ‘me apunto’. Sin importarle que una vacancia va a dejar descabezados todos los proyectos del Ejecutivo, para combatir la pandemia, reactivar la economía y seguir entregando bonos. Para ella es mejor el caos, el desgobierno, los Vega, Alarcón, Antauro, si con ello levanta su alicaída intención de voto. Qué triste papel. Apago el televisor.