Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

Martín Vizcarra vs Mercedes Aráoz

El Búho analiza el enfrentamiento entre el presidente Martín Vizcarra y la vicepresidente Mercedes Aráoz. 

Vizcarra

Martín Vizcarra vs Mercedes Aráoz. (Foto: GEC)

Martín Vizcarra vs Mercedes Aráoz. (Foto: GEC)

Este Búho recibe correos de jóvenes lectores que le piden que les explique el porqué del ‘cortocircuito’ entre el presidente Martín Vizcarra y la vicepresidenta Mercedes Aráoz. Solo les diré que estos ‘choques’ no vienen de ahora, sino desde hace mucho tiempo y sería bueno recordarlos ingresando al ‘túnel del tiempo’:

1.-UN ‘PROVINCIANO’ TUMBÓ A LA DAMA: El primer cortocircuito surgió en los tiempos en que el ‘cogollo’ del partido Peruanos Por el Kambio (PPK) decidía en qué lugar de vicepresidencias debían ir los dos candidatos: Mercedes Aráoz y Martín Vizcarra. Al final, el grupo de ‘limeños’ -blanquitos, según Carlos Bruce- aconsejó que fuera un representante ‘provinciano’ quien debía estar en la primera vicepresidencia, para darle un peso más regional y mestizo a la plancha del ‘gringo’. El futuro presidente aceptó la propuesta. Mechita se resignó no de muy buena gana y siempre pensó que el moqueguano había presionado para que la desplazaran.

2.-MARTÍN LE CANTÓ ‘NO RENUNCIARÉ’: En los aciagos momentos en que se ‘cocinaba’ en el Congreso el segundo intento de vacancia contra Pedro Pablo Kuczynski, este esperaba renunciar y que sus dos vicepresidentes hicieran lo mismo, para desbaratar el intento de venganza de Keiko de vacar al mandatario que la derrotó en las urnas. La Aráoz, leal al ‘gringo’, redactó su carta de renuncia y fue donde Vizcarra para que hiciera la suya, pero este le dijo, según su propia confesión: ‘Meche, con la confianza que nos tenemos, esos temas los hablo con el presidente, no contigo’. Pero lo cierto es que cuando la arremetida del fujiaprismo iba a vacar a Kuczynski, este renunció no sin antes decir que durante quince días intentó hablar con su primer vicepresidente y nunca le contestaron. Allí nomás Vizcarra tomó un avión desde Canadá para llegar a jurar como flamante mandatario, según dicen, después de un acuerdo de su futuro premier, César Villanueva, con el fujimorismo y el aprismo. Fue la venganza de los provincianos.

3.-DESALOJO EN PALACIO: En los primeros ‘meses maravillosos’, cuando el presidente octogenario obligaba a realizar ejercicios matutinos en el patio de Palacio a sus ministros y vicepresidentes, Mercedes tenía una oficina especial acondicionada para despachar y estar cerca del mandatario. Cuando llegó su reemplazo, Vizcarra, este pasaba por la puerta de la oficina sin tomarla en cuenta para ninguna reunión, decisión palaciega o como invitada al cercano Consejo de Ministros. Humillada, regresó a su oficina del Congreso, cantando el tema de La India: ‘Mi mayor venganza’.

4.-NO SE LO DIGAN A MECHE: Aráoz recibió la humillación de su vida en estas Fiestas Patrias. ‘¿Nadie le dijo en ‘la previa’ que el presidente iba a anunciar el adelanto de elecciones?’, le inquirió un periodista. Su respuesta fue: ‘No, incluso tomamos café juntos, con los ministros, pero nadie me reveló nada’. Esa tarde, Meche se retiró cabizbaja, entonando el clásico tema de Alaska y Dinarama. ‘Cómo pudiste hacerme esto a mí (...) Sé que te arrepentirás’.

5.-QUÉ GANAS DE NO VERTE NUNCA MÁS: Más de un analista opina que la relación entre el presidente y su vicepresidenta no debería enfocarse en el plano político, sino en el psicológico. Al día siguiente del anuncio, se volvieron a encontrar en la Parada Militar y fue un saludo frío y falso. Es más, Meche estaba con cara de pocos amigos y no miró al moqueguano, que le estiró una mano más helada que la de Zambrano a Arturo Vidal en el Perú-Chile. Al final ni siquiera se despidió.

6.-VENGANZA ES MI SEGUNDO NOMBRE: En eso pensó la ‘vice’ cuando el martes soltó una bomba de neutrones en una entrevista al diario El Comercio. Allí reveló que no sabía nada del adelanto de elecciones del Ejecutivo y lo que le cayó como un gancho al hígado a Vizcarra fueron sus palabras: ‘No estoy de acuerdo con el adelanto de elecciones, al Ejecutivo y al Congreso nos han elegido hasta el 2021’. Y para seguir vengándose de los últimos desplantes presidenciales, ante la pregunta: ‘¿Estaría dispuesta a asumir la presidencia ante vacancia o renuncia del presidente?’, ella respondió que no pensaba en eso, pero terminó diciendo que ‘no lo descarta’. Bien dicen que la venganza se disfruta mejor en plato frío.

Apago el televisor.

Cargando siguiente contenido

Portada

var a = document.querySelector("#content_left_ads_d_top"), b = document.querySelector("#content_right_ads_d_top"), c = document.querySelector("#ads-desktop-zocalo1"), d = document.querySelector("#ads-desktop-zocalo2"); a && b && c && d && (c.appendChild(a), d.appendChild(b));