El Búho habla acerca del nuevo éxito de Netflix, la cual es una de las más vistas de la plataforma.
El Búho habla acerca del nuevo éxito de Netflix, la cual es una de las más vistas de la plataforma.

Este Búho, como saben mis lectores, es ‘hincha’ de(‘Batman’, ‘El joven manos de tijeras’, ‘Ed Wood’, ‘Charlie y la fábrica de chocolate’, entre otras joyitas). El genial director californiano reclamó por años dirigir algún proyecto vinculado a la mítica serie de TV de los años sesenta, ‘Los Locos Addams’. Sus ruegos fueron escuchados por Netflix y en noviembre del 2022, la plataforma de streaming estrenó la serie ‘Merlina’ (‘Wednesday’ en su nombre original y es la historia de la hija de Homero y Morticia Addams) donde Burton dirige los primeros cuatro episodios de un total de ocho.

LEE TAMBIÉN: Los retos de Dina

‘Merlina’ es una obra maestra del cineasta de ‘Marcianos al ataque’ para Netflix. Es mucho más que una serie para adolescentes. La jovencita es mucho más que la hija ‘dark’ de ‘Los Locos Addams’. La nueva producción tiene que ver más con la Merlina de la película que protagonizara , que la de la antigua serie en blanco y negro. Inclusive, hay un homenaje a la Ricci, que tiene el papel de profesora de botánica. El resultado es sorprendente, en el que sobresale la actuación superlativa de Jenna Ortega, quien encarna a un personaje alucinante, inolvidable, irresistible, detrás de toda su oscuridad y con frases de humor negro memorables. La actriz tiene un rostro inexpresivo, pálido color muerto, y es maquievélica como en la serie y película.

Es sarcástica, pero fría como un témpano de hielo que se ablanda alguna vez. Ortega comentó en una entrevista que, para una escena, dejó de parpadear y cuando el director la vio le pidió que haga lo mismo durante todo el rodaje de la serie. Sin duda, una petición como esa es difícil de cumplir, pero ella se arriesgó con el desafío. La acompañan los notables Catherine Zeta Jones como su madre Morticia y Luis ‘Pachanga’ Guzmán en el rol de su papá Homero. Gwendoline Christie, la gigante guerrera Brienne de Tarth, de ‘Juego de Tronos’, encarna a la directora del Instituto ‘Nunca Más’ y una pléyade de actores adolescentes completan el reparto junto a los consagrados.

Burton no escatima derroches visuales y nos deja una escena para la historia

El baile de Merlina en la fiesta del instituto que es, en el siglo XXI, a lo que Uma Thurman y John Travolta danzaron en ‘Tiempos violentos’ (Pulp fiction) en el siglo XX. Y la canción no podía ser otra que una del grupo de punk rock gótico ochentero The Cramps. La serie nos presenta a Merlina cuando es expulsada por soltar pirañas en la piscina del colegio para ‘castigar’ a los alumnos que habían hecho ‘bullying’ a su hermano Pericles. Así, es llevada por sus padres al internado ‘Never More’ (Nunca Más, nombre que le rinde homenaje a un famoso poema de Edgar Allan Poe, aunque en realidad muchos momentos de la serie homenajean al extraordinario poeta y narrador norteamericano), un centro educativo exclusivo para chicos ‘raros’.

Allí se encontrará con un amplio espectro de criaturas fantásticas, como alumnos hombres lobo o sirenas. Su llegada desata una profecía, hay intentos de asesinato y horribles crímenes ejecutados por un monstruo. Merlina se convierte en una especie de Sherlock Holmes que intenta resolver ese y otros enigmas que esconde Jericó, el pueblito vecino del instituto. La serie se transforma en un filme de misterio y terror con regresos al pasado, a la época de la quema de brujas o de los tiempos en que Homero y Morticia eran alumnos de ‘Nunca Más’ y se vieron envueltos en un asesinato. La intriga no decae y se mantiene hasta los últimos minutos del episodio final. Nada es lo que parece ser. Una serie atrapante. No por nada por nada superó el record de ‘Stranger things’, de ser el programa de Netflix más visto en todo el mundo. Apago el televisor.

TE PUEDE INTERESAR:

tags relacionadas