El documental de Michael Jackson

El Búho escribe sobre el documental ‘Leaving Neverland’, sobre la denuncia de dos jóvenes, quienes cuentan cómo fueron abusados sexualmente, de forma reiterada, por Michael Jackson. 

Michael Jackson

El Búho escribe sobre el documental ‘Leaving Neverland’, sobre la denuncia de dos jóvenes, quienes cuentan cómo fueron abusados sexualmente, de forma reiterada, por Michael Jackson. (Foto: Agencias)

El Búho escribe sobre el documental ‘Leaving Neverland’, sobre la denuncia de dos jóvenes, quienes cuentan cómo fueron abusados sexualmente, de forma reiterada, por Michael Jackson. (Foto: Agencias)

Este Búho espera poder ver pronto el documental ‘Leaving Neverland’, recién estrenado en el Festival de Cine de Sundance, en Utah, Estados Unidos, donde arrancó lágrimas y fue aplaudido de pie por lo impactante de sus desgarradoras revelaciones.

Trata sobre la denuncia de dos jóvenes, Wade Robson y James Safechuck, quienes cuentan cómo fueron abusados sexualmente, de forma reiterada, porMichael Jackson, el llamado ‘Rey del pop’, muerto por una sobredosis de Propofol, en el 2009. Recuerdo que hace años escribí una columna sobre el autor de ‘Thriller’, cuando salieron a la luz nuevas pruebas de que el pseudo ‘ángel de los niños’, el ‘Peter Pan’ que tenía su ‘Neverland californiano para hacer felices a los pequeños’, era en realidad un ‘monstruo’, el más tristemente célebre pederasta de Norteamérica. La redacté a raíz de que su hija adolescente, Paris, había intentado suicidarse porque no podía soportar que los medios descubrieran los archivos donde se mostraba la mente retorcida de su progenitor. Además, porque ese año, justamente Wade Robson, un coreógrafo que trabajó con ‘Jacko’ en el video donde actuaron Eddie Murphy, Naomi Campbell y ‘Magic’ Jonhson, lo denunció póstumamente por haber abusado de él desde que tenía siete años hasta los catorce. Otro infante, que participó con él en un comercial de Pepsi-Cola de 1987, era precisamente James Safechuck, quien, ya adulto, se unió a la demanda.

En esa época se ventilaron los primeros informes del FBI, que se habían mantenido archivados. Esos documentos secretos, sacados a la luz por el ‘Sunday People’, señalaban que Michael Jackson gastó ¡¡35 millones de dólares para pagar a las familias de 24 niños, que lo acusaban de haber abusado sexualmente de ellos!!

Los documentos los había proporcionado al FBI el siniestro detective privado Anthony Pellicano, a cambio de que los federales no lo encarcelen por haber intervenido los teléfonos de Tom Cruise, Silvester Stallone y Arnold Schwarzenegger, pues él trabajaba para sus esposas en los juicios de divorcio. Michael Jackson, enterado de la reputación de Pellicano, lo contrató para que capture los documentos que lo comprometían, al precio que sea.

También trascendió que a la familia de una estrella infantil famosa a nivel mundial, presumiblemente Macaulay Culkin, ‘Mi pobre angelito’, le pagaron 600 mil dólares para que no hablaran con la prensa. El fiscal del distrito, Tom Sneddon, y su equipo de 30 investigadores ingresaron a su rancho de ‘Neverland’, mientras Michael Jackson estaba de gira en Las Vegas. Lo que vieron los horrorizó.

El propio fiscal declaró: “Los materiales (...) son relevantes y muestran su método para atraer jóvenes y niños para saciar sus deseos pervertidos. Logramos que cinco niños aceptaran denunciarlo por abusos sexuales, teníamos fotografías, videos explícitos, algunos aberrantes, y sadomasoquismo, que era lo que les hacía ver Michael a los niños, presumiblemente para ‘ablandarlos’ y hacerles creer que los abusos a los que los sometía eran normales”.

Lograron llevar a juicio a Michael Jackson y el fiscal pidió 20 años por abuso sexual a menores y por haber drogado a un adolescente de catorce años para ultrajarlo. “Con todas estas evidencias -acotó el fiscal-, Michael afrontaba 20 años de prisión. Increíblemente, el jurado lo absolvió”.

Dos años después, el músico no escarmentó y esa vez sí se hizo público el juicio producto de la demanda que le interpusieron cinco jóvenes en la Corte de California. En ese proceso, ‘Mi pobre angelito’ Culkin atestiguó a favor de su amigo íntimo Michael Jackson. De manera inconcebible y ante una horrorizada opinión pública, ‘Jacko’ logró que sus acusadores aceptaran un ‘acuerdo extrajudicial’. Su música seguirá sonando en las radios, hasta esas tiernas melodías como ‘Heal The World’ (‘Sana el mundo’), donde utilizaba a pobres niñitos de todo el mundo para el video donde se le ve en medio de la guerra.

Qué tal hipocresía, la verdadera guerra la vivían los pobres angelitos que llegaban a ‘Neverland’ con el cuento de vivir un mundo de fantasía y terminaban en la cama de tremendo ‘monstruo’, que todo lo arreglaba con dinero.

El nuevo documental sobre Michael Jackson, ‘Leaving Neverland’, debe ser de visión obligatoria para todo padre, que debe entender que hay que cuidar con muchísimo celo a los hijos, pues los pervertidos sexuales acechan en todos lados. Estos miserables solo merecen que les aten al cuello una pesada piedra y los lancen al fondo del mar, así sean el ‘Rey del pop’, una figura brillante de la televisión o del cine. Michael merece estar pudriéndose en el infierno.

Apago el televisor.

Ir a portada