Netflix: Kate del Castillo, El 'Chapo' y Sean Penn [VIDEO]

El Búho nos cuenta sobre el exitoso documental de Netflix

Netflix

El Búho nos cuenta sobre la exitosa serie de Netflix.

El Búho nos cuenta sobre la exitosa serie de Netflix.

Este Búho acaba de terminar de ver la serie de Netflix ‘Cuando conocí al ‘Chapo’: La historia de Kate del Castillo’. Más que una serie, es un documental producido por la misma actriz para dar su versión sobre el escándalo mundial que significó que ella acompañara o ayudara a Sean Penn, el famoso actor de Hollywood y ganador de un Óscar, a que entreviste en la clandestinidad al narcotraficante más buscado del planeta, Joaquín ‘Chapo’ Guzmán, sanguinario jefe del cártel de Sinaloa.

*LOS GUIÑOS DE KATE AL ‘CHAPO’: Kate del Castillo era una actriz famosa en México. Pero se sentía limitada y hastiada de la poderosa Televisa. Renuncia tirando la puerta a la televisora e intenta conseguir éxito en Los Ángeles. Ahí aceptaría papelitos de chica latina en producciones norteamericanas sin mucha fortuna, hasta que se le presentó la ‘Virgen de Guadalupe’ cuando la poderosa cadena estadounidense Univision la escogió para encarnar a Teresa Mendoza, la implacable narcotraficante de mayor poder en el sur de España. ‘La reina del sur’ la catapultó como una megaestrella para toda Latinoamérica, para el público hispano-norteamericano y en España. Pero Kate, que interpretó extraordinariamente al personaje de ficción del escritor Arturo Pérez-Reverte, al parecer ‘se mimetizó’ con el personaje. Con la resaca del éxito de la serie, comenzó a escribirle tuits al ‘Chapo’, que causaron conmoción en México: ‘Hoy creo más en el ‘Chapo’ Guzmán que en gobiernos que me esconden verdades, aunque sean dolorosas (...) para su propio beneficio’. Incluso, uno más halagador para el asesino: ‘Sr. Chapo, ¿no estaría padre que empezara a traficar con el bien?’. Parecía que el personaje de Teresa Mendoza había poseído a la actriz. Grave error.

*‘CHAPO’ ENAMORADO: En el documental habla todo el tiempo el abogado del narcotraficante, quien asegura que el ‘Chapo’ era fanático de la serie ‘La reina del sur’. El narco enloqueció y cometió un error del que se arrepentirá toda su vida: envió a sus emisarios a entregarle el celular más seguro del mundo, el que usaba Barack Obama, el Blackberry Z30 encriptado. Por esa vía le mandaba mensajes, se deshacía en piropos cursis: ‘Te voy a cuidar más que a mis ojos’. El hombre que se encargó de envenenar y matar a miles de jóvenes con su maldita cocaína, parecía un quinceañero enamorado. Ella le seguía el juego como si fuera una bebita.

* SEAN PENN PARTIDOR: Con lo que no contaba el ‘Chapo’ era que iba a aparecer en escena Sean Penn, quien le pide a una amiga que le presente a Kate. El actor se mostró muy ‘entusiasmado’ con la mexicana y la llevaba a fiestas como la de los ‘Golden Globe’. Ella, deslumbrada, se sorprendió de que Penn supiera que tenía comunicación con Guzmán, pero -según ella- no desconfió. Cuando Sean le pidió acompañarla para hacerle una entrevista al capo, para la Rolling Stone, ella asegura que le dijo: ‘Voy a consultarlo con Guzmán’. ‘Me quedé petrificada cuando el ‘Chapo’ me dijo que si era de mi confianza, podía venir’. El abogado del ‘Chapo’, a su vez, indicó que el narcotraficante mencionó: ‘¿Quién es ese Sean Penn?’. No lo conocía. De esta manera, Kate, Penn y dos productores viajaron clandestinamente a la selva de Sinaloa y se encontraron con el hombre más buscado del planeta. Luego, ella misma afirmó que mientras todos hablaban de que ella tuvo un amorío con el narco, en realidad se acostaba con el norteamericano.

* EPÍLOGO: El gran perdedor de todo esto es el ‘Chapo’ Guzmán por enamorarse de una actriz desubicada y con una ‘pelea de gatos en la cabeza’. Como dijo su hermana periodista: ‘Que se guarde sus líos para ella sola y no ande arrastrando a la familia. Se metió en la boca del lobo. Cruzó la línea’. El señor nunca, jamás de los jamases, ‘iba a traficar con el bien’. Es un psicópata, asesino, narcotraficante y, como decía un escritor salvadoreño: la caca nunca se puede limpiar, simplemente se bota, querida Kate. Apago el televisor.