El Búho y los premios Oscar II

Nuestro columnista nos habla del evento máximo del cine mundial. 

El Búho

Nuestro columnista nos habla del evento máximo del cine mundial.

Nuestro columnista nos habla del evento máximo del cine mundial.

Más sobre:

El Búho,

Pico Tv

Este Búho recibió correos electrónicos de sus jóvenes lectores, a raíz de la 90 entrega de los premios Oscar. Este periodista, de ojos grandotes, ingresa al túnel del tiempo. Inicios de los años setenta. El hombre que dirigía aquella premiación era un inglés mítico, pétreo, de modales recontra finos, míster David Niven. Cuando iba a anunciar a un ganador, pasó por su costado un hombre completamente desnudo. Yo estaba con mis padres y mi hermanita Charito. “¿Papá, qué pasó?”, pregunté. Pero mi viejito, siempre con sus explicaciones largas, hizo que al final terminemos dormidos. Después supimos que era el llamado ‘Streaking’, que consistía en salir calato frente a las cámaras. Pero este Búho nunca olvidará los musicales de Hollywood. Como el de ‘La novicia rebelde’ con la gran Julie Andrews. Se los juro, es mi película favorita y se la canto a mi hija para competir sin éxito con Maluma. Pero sigamos con los filmes que me impactaron en la última entrega de los Oscar.

* ‘DUNKERQUE’: La redención de Christopher ‘Batman’ Nolan. Una película claustrofóbica. Trescientos mil soldados ingleses están atrapados en las playas francesas de Dunkerque. Los malditos alemanes derriban todos los destructores británicos que van a rescatarlos. Sir Winston Churchill, en Inglaterra, no llora ni fuma puros. Planeó una gran estrategia contra esa basura humana llamada Adolfo Hitler.

* LA FRANCES, MEJOR ACTRIZ: Este Búho se enamoró de la actriz Frances McDormand cuando hizo de la policía inocente, pero a la vez ‘cuca’, que atrapó a los psicópatas llegados a su inhóspito pueblito, donde el diablo perdió el poncho en Estados Unidos. A esta extraordinaria actriz la conocí en ‘Fargo’, esa epopeya de los hermanos Coen. Ella volvió por la puerta grande, encarnando a una madre que tiene que luchar para que se haga justicia por la muerte de su hija.

* ‘DÉJAME SALIR’: La más querida película en la premiación. Una cinta hecha por negros que le gustó a todo el planeta. Jordan Peele construyó en pleno siglo XXI una epopeya que denuncia el más rancio y puro racismo en Norteamérica, pero con clase e imaginación. Por algo ganó el Oscar al ‘Mejor guion original’. Es desde ya un clásico. El asunto en la película es que una hermosura blanca se enamora de un fotógrafo negro. El hombre se siente Dios cuando la belleza blanca lo invita a su mansión para que conozca a sus padres. El sorpresón se manifiesta con lo que los suegros opinan de los negros. El final no lo cuento, pero es genial. Es el filme del nuevo siglo.

* ‘LADY BIRD’: Estuvo nominada a ‘Mejor película’ y ‘Mejor director’. Greta Gerwig hizo un trabajo genial. Ese filme me hizo lagrimear solito en la butaca, porque la protagonista tiene una madre controladora, como millones de chicos en el mundo. Greta dio en el clavo. Ella es la estudiante maltratada, humillada, pero con un potencial artístico que nadie en ese colegio tiene. Para este columnista, ‘Lady Bird’ es la otra cara de una misma moneda con la alucinante e inolvidable ‘Carrie, extraño presentimiento’, del legendario Brian De Palma.

* ‘HILO INVISIBLE’:
Una extraordinaria combinación: Paul Thomas Anderson, director, y el actor Daniel Day-Lewis. Conocí a Anderson con la poética ‘Magnolia’ y la bravaza y provocadora ‘Boogie Nigths’, la película que lanzó al estrellato a Mark Wahlberg y que reunió a una pléyade de extraordinarios actores, comenzando por Burt Reynolds, Julianne Moore (como la ‘mami’ de las actrices porno) y Heather Graham (la voluptuosa ‘patinadora’). Extraordinario Day-Lewis, un modisto en el Londres de los años 50, quien pierde la cabeza por una camarera. Las demás no se las recomiendo. Apago el televisor.

Ir a portada