'Pastillazos' de El Búho 

El Búho  analiza la situación política del Perú con sus ya conocidos 'Pastillazos'. 

Pedro Chávarry
Alan García
Keiko Fujimori: Rolando Reátegui casi muere tras caer rayo en avión donde se trasladaba

Más sobre:

El Búho,

Pico Tv

Este Búho ve la coyuntura política más movida que Kike Suero y el ‘Chato’ Barraza saliendo de una jarana de amanecida por el Día de la Canción Criolla. Por eso agarro mi ‘espada del augurio’ de los ‘Thundercats’ para que me permita ver ‘más allá de lo evidente’ y poder traerles estos ‘pastillazos’ que tanto reclaman ustedes, mis lectores.

LA PRESUMEN CULPABLE: Si al inicio de las audiencias del juez Concepción Carhuancho, para ver si dictará prisión preventiva a Keiko, la ciudadanía no tenía una opinión definida sobre si la lideresa de Fuerza Popular era culpable o no, ahora la enorme mayoría ya no tiene dudas. Las encuestas de Datum y del Instituto de Estudios Peruanos arrojan que un 80 % de los peruanos cree en los alegatos de la acuciosa investigación del fiscal José Domingo Pérez, quien desmenuzó el modo en el que Keiko dirigía el partido señalado por las autoridades como una organización criminal que se encargó de ‘blanquear’ el sucio dinero de Odebrecht con ‘aportantes fantasmas’. Por tanto, consideran a la ‘Señora K’ culpable. Parece que se le viene la noche.

CHÁVARRY EN EL LADO OSCURO: Es increíble que el fiscal de la Nación Pedro Chávarry, ante los ataques y amenazas al fiscal José Domingo Pérez en el siniestro chat ‘La Botica’, no haya dicho ni pío y tampoco defienda a su magistrado, que solo cumple con su trabajo. El asunto es gravísimo, pues planeaban ataques contra el representante del Ministerio Público, que encarna a la legalidad, a la Nación. ¿Cómo puede ‘blindar’ a quienes dijeron, respecto a su acusador, ‘hay que destruirlo, hay que tumbarlo, hay que ‘matarlo’’? Pedro Chávarry no defiende las leyes ni a su fiscal, más bien defiende a los acusados de integrar una red criminal. ¡El colmo! A propósito, insisto: ¿qué méritos tiene Leyla Chihuán para estar sentada en el Congreso? Encima, se queja de que lo que gana no le alcanza para su ‘ritmo de vida’, burlándose de la mayoría de peruanos que sufre día a día por llevar a casa el pan y de los pobres jubilados que reciben 400 o 500 soles al mes.

ALAN ESTÁ ASUSTADO: Ante la situación en la que se encuentra Keiko, me parece que el líder aprista tiembla y por eso tuiteó con miedo: ‘Es un abuso totalitario. Esperan que uno se quiebre para que diga lo que el fiscal quiere’. Desde España sigue atentamente la audiencia sobre el caso Keiko y teme al fiscal José Domingo Pérez, quien también lo investiga. Le quitan el sueño el caso de la Línea 1 del Metro de Lima y las jugosas coimas de millones de dólares que Odebrecht depositó en cuentas bancarias y que Jorge Cuba y Edwin ‘Pulgoso’ Luyo no cobraron. Esperamos que se sepa toda la verdad.

JUSTICIA PARA TODOS: Este Búho espera que a todos se les mida con la misma vara. No como otros que solo exigen prisión para Keiko y se hacen los locos o miran para otro lado cuando se trata de los ‘chicharronazos’ de Susana Villarán y los tres millones que, según el propio Odebrecht y Jorge Barata, le dieron para el ‘No’ a la revocatoria. Señores, aquí no hay ‘corrupto bueno’ y ‘corrupto malo’. El acto de corrupción es uno solo, sea de derecha, centro o izquierda.

‘AGÜITA DE AZAHAR’ PARA REÁTEGUI: El congresista por San Martín era uno de los incondicionales de Keiko. En el 2011 -relató el testigo protegido-, la heredera de Fujimori le dijo a sus asesores Ana Herz y Pier Figari que consiguieran gente de entera confianza para que a su vez busquen personas que den su nombre como ‘aportantes fantasmas’. Fueron estos dos quienes le ordenaron a Rolando Reátegui ‘colocar’ miles de dólares entre sus familiares y amigos. Cuando su esposa fue detenida y el congresista pidió ayuda a Keiko, esta le dijo que resuelva sus problemas solo. Al acogerse como testigo protegido, Reátegui, quien le dijera al propio Alberto Fujimori ‘que tome agüita de azahar’, pone en jaque a la lideresa, a sus asesores y a Vicente Silva Checa. De este último, dijo que era ‘la mano derecha’ de Keiko ‘y quien organizó también el reparto de recibos para los ‘aportantes fantasmas’. No se debe olvidar que Silva Checa estuvo preso por trabajar para Montesinos y recibir de este dos millones de dólares. El lavado de dinero de Tony Montana en la película ‘Caracortada’ queda chico con la ‘lavandería’ de los de ‘La Botica’. Apago el televisor.

Ir a portada