Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

‘Pastillazos’ de el Búho

El Búho de Trome nos trae sus reclamados 'pastillazos' del acontecer nacional.

Martín Vizcarra
Pleno del Congreso
Keiko Fujimori

Más sobre:

Pico Tv,

El Búho

Este Búho observa con orgullo y emoción al atleta invidente chiclayano Luis Sandoval, que ganó una medalla de plata para el Perú en los Parapanamericanos, demostrando así que se puede luchar en condiciones adversas y lograr grandes objetivos. Por otro lado, veo con indignación, rabia y pena a la clase política que, con su intransigencia y tozudez, le da la espalda al pueblo y continúa con un enfrentamiento que puede traer graves consecuencias para el país. Con estas necesarias reflexiones les presento estos ‘pastillazos’ que tanto reclaman mis lectores.

MARTÍN VIZCARRA: El presidente sigue cantando y cambiándole la letra a la canción de la salsera Daniela Darcourt, y le puso ‘Señor Encuesta’ en lugar de ‘Señor Mentira’. Se emociona con los sondeos. El último, del mes de agosto del Instituto de Estudios Peruanos, arroja que su aprobación subió de 40 % en julio a 47 % en agosto, y que el 70 % de la población apoya su propuesta de adelanto de elecciones.

El problema es que está en una encrucijada. La cristalización de su planteamiento depende exclusivamente del Congreso, donde la mayoría ‘fujiaprista’ y aliados no muestran ningún interés en siquiera discutirlas, y están poniendo hartos ‘barajos’. Al parecer, esperan que el mandatario, ante el desaire, presente una ‘cuestión de confianza’ para proceder a ‘disolver’ el Congreso, y así tener el pretexto para hacerle un ‘cargamontón’ con leguleyadas de magistrados naranjas con el fin de vacarlo y, en el paroxismo, intentar ‘mandarlo a la cárcel’, como amenazó con desparpajo una ‘desatada’ Milagros Salazar, vocera del fujimorismo.

EL CONGRESO: Pareciera que Pedro ‘Picapiedra’ Olaechea, Mulder, Beteta y otros congresistas que ningunean, ‘pechan’ al presidente y se ‘zurran’ en su propuesta de adelanto de elecciones, viven encerrados en el local del Congreso y no salen a la calle ni para visitar a sus familias. No encuentro otra explicación a su terquedad y a su nulo interés por lo que opina el pueblo, ese que en algún momento confió en ellos con su voto.

Estoy seguro de que a estos parlamentarios que se burlan y minimizan los sondeos que representan la opinión ciudadana, nunca más los reelegirán, ni en diez ni en veinte años. El mandatario les da una salida decente y se ‘achoran’, ‘amenazan con vacancia’. Lo único que van a conseguir, si logran su objetivo de quedarse hasta el 2021, es que el fujimorismo pase raspando la valla electoral, el Apra desaparezca como partido y, lo peor, que un pueblo enervado por el desprecio hacia sus políticos, opte por opciones extremistas. Señores, recapaciten, están jugando con fuego.

KEIKO FUJIMORI: La gran culpable de que desde el 2016 el país haya ingresado a una absurda e innecesaria crisis política. Por pura piconería de perdedora, desde el Congreso le declaró la guerra al electo presidente PPK y pretendió ‘gobernar’ desde su siniestro chat ‘La Botica’. Y no paró hasta vacarlo.

Cuando Vizcarra no aceptó ser su monigote e impulsó la lucha anticorrupción que la involucraba, le volvió a hacer ‘la guerra’ para llegar al nivel caótico donde nos encontramos. No se da cuenta de que lo que más le convendría a su partido, pero sobre todo a ella, es que se adelanten las elecciones -el fujimorismo tiene por los menos 14 % de intención de voto- y así tranquilamente, con las reglas de juego antiguas, podría candidatear al Congreso. Pero su visceral estilo de hacer ‘política’ la lleva a ‘incendiar la pradera’.

MERCEDES ARÁOZ: En reveladora entrevista con Trome, la ‘vice’ confirma que ahora sí ‘le puso la cruz’ al presidente Vizcarra. No solo porque la ninguneó y no le comunicó el adelanto de elecciones, o porque la relacionó con el ‘Baguazo’, sino porque Mechita denuncia que en represalia por su renuncia a la bancada oficialista, el presidente despidió a su principal asesor y otros trabajadores de la oficina que ella tenía en Palacio de Gobierno.

‘Me parece hasta un atropello. Puedo aguantar que digan Bagua y cosas así, pero no que afecten a los trabajadores’, bramó. Mala jugada presidencial que aplauden Mulder y compañía, que andan llenándola de ‘ofrecimientos’. Apago el televisor. 

Cargando siguiente contenido

Portada

var a = document.querySelector("#content_left_ads_d_top"), b = document.querySelector("#content_right_ads_d_top"), c = document.querySelector("#ads-desktop-zocalo1"), d = document.querySelector("#ads-desktop-zocalo2"); a && b && c && d && (c.appendChild(a), d.appendChild(b));