Este Búho se sorprendió con el documental , de . Primero porque contó con la participación del legendario futbolista de ochenta años. Pelé se presenta en silla de ruedas y en andador, producto de su problema con la cadera. En ese estado llora, comparte un almuerzo y bromas con sus viejos camaradas del histórico Santos. Ingreso al túnel del tiempo para ubicarnos en el pueblito de Tres Coracoes, en Minas Gerais, donde nació en 1940. El chico, si no estaba en el baldío jugando pelota, lustraba zapatos para ayudar a la economía familiar y era ‘hincha’ de su padre, que jugaba de delantero para un equipito local. Cuando su papá cayó de sorpresa para ver un partido de su hijo de 16 años, le dijo: ‘La estrella no soy yo, eres tú’. Y subió a su hijo en un ómnibus rumbo a Sao Paulo para que lo probaran en el Santos. José Macia Pepe, quien fue entrenador de Perú y figura emblemática del equipo, recuerda: ‘Ni bien lo vimos jugar, sabíamos que sería el mejor del mundo’. Con un impresionante material de archivo en blanco y negro y a color, recorremos la carrera de quien a los 17 años se coronaría campeón mundial con Brasil en Suecia 1958. Sería el nacimiento de un ídolo no solo del fútbol, en una Brasil que intentaba abrirse paso al desarrollo. Pelé reflexiona: ‘En Suecia no conocían a Brasil’.Y cuando en la concentración un grupo de rubias alumnas suecas visitan a los jugadores, sentencia: ‘Ellas nunca habían visto a un negro’.

Luego vino el frustrado Mundial de Chile 1962, donde se lesionó. Después en Inglaterra 1966, donde los rivales lo ‘molieron’ a golpes y fue opacado por la estrella de Portugal, Eusebio, ‘La Perla de Mozambique’. Pelé logró ganar tres mundiales de fútbol (1958, 1962 y 1970) y marcaría mil 283 goles en mil 367 partidos. En el reportaje nos lo muestran en todo su lado humano: ríe y llora, sobre todo cuando recuerda la gran final de México 1970 donde ganó el tricampeonato con la ‘verde amarella’ y se convirtió en el mejor jugador del torneo anotando un soberbio gol de cabeza en la gran final. El documental es todo es un manjar para los hinchas del fútbol. Se ven sus mejores jugadas, sus míticos goles que han pasado a la historia y reforzará el concepto de los mayores que sostienen que el brasileño fue superior a Diego Armando Maradona. Pero no todo es fútbol. El apogeo del futbolista está rodeado del gobierno democrático de Joao Goulart. Pero en 1964, un golpe militar lo depone.

Miles de brasileños son encarcelados, torturados, desaparecidos en imágenes impactantes. Sin embargo, Pelé sigue como si nada hubiera pasado. En el reportaje reconoce su posición ‘comodona’ ante los militares en esta situación. ‘Para mí no cambió nada con la llegada de la dictadura’, comenta. Y reconoce que el militar genocida Emilio Garrastazu Médici lo presionó para que integre la selección en México 1970 y le da un abrazo y una felicitación de regreso a Brasil, sin que el futbolista pierda su hipnótica sonrisa ante ese sátrapa sanguinario. Por el documental desfilan míticos jugadores de México 70 como Jairzinho, su exentrenador Mario ‘Lobo’ Zagallo o el expresidente de Brasil Fernando Henrique Cardoso. Por primera vez habla de sus infidelidades: ‘Ellas sabían de mis andanzas’, reconoce como un tremendo ‘jugadorazo’. Apago el televisor.