Dina Boluarte llegó a la presidencia legalmente. (Foto: archivo Presidencia)
Dina Boluarte llegó a la presidencia legalmente. (Foto: archivo Presidencia)

Este Búho asiste a una situación dramática para el país. Con justos y antiguos reclamos de que han estallado acompañados de extremos actos de violencia que han incendiado al país. Aquí les presento mi ‘Radiografía política’ que tanto reclaman mis lectores.

TE VA A INTERESAR: MATTEO MESSINA, EL CAPO DE LA COSA NOSTRA EN PICO TV

Llegó a la presidencia legalmente, de acuerdo a la Constitución, con los votos de la izquierda, centro y derecha en el Congreso. Pero desde el inicio, el castillismo organizó marchas exigiendo su renuncia que se convirtieron en violentas asonadas y tomas de aeropuertos en Andahuaylas, Ayacucho, Arequipa y Puno, que dejaron el lamentable saldo de cerca de cincuenta fallecidos.

Sabe que una renuncia suya no acabará con la violencia de quienes no buscan el diálogo ni muestran el rostro, sino que traerá más caos y crisis. Pero su gobierno no solo debe enfocarse en el control policial y militar, sino en implementar urgentemente un shock mínimo de inversiones en la macro región surandina. Y en lo político, exigir al Congreso que priorice un adelanto de elecciones para fin de año.

TROME | Manifestantes toman de rehén a policía en Arequipa (Latina)
TROME | Manifestantes toman de rehén a policía en Arequipa (Latina)


Resulta paradójico que el que inició toda esta crisis -con su fallido golpe de Estado- resulte ahora victimizado por buena parte de la población del sur del país. El nivel de desinformación regado por el aparato castillista, tras la detención de su líder, ha invertido la figura: ‘Dina le dio el golpe a Castillo con la derecha en el Congreso’.

A la falacia se suma el olvido de la olla de corrupción que se ‘cocinó’ en el gobierno del chotano, donde sus propios compinches como Salatiel Marrufo o Bruno Pacheco lo acusan, entre otros ‘chicharrones’, de cobrar miles de soles y dólares sucios en el Ministerio de Vivienda y los ascensos militares, por lo que tiene abiertas siete carpetas fiscales.

ALBERTO OTÁROLA: El premier es quien asumió el papel de poner orden en momentos en que Boluarte no tenía el pulso para enfrentar la extensión de la violencia extrema. Es quien recibe la artillería pesada de las críticas, pero sostiene que el Perú está viviendo un embate de terror muy aparte de las legítimas marchas de protesta de una población indignada: una escalada sicronizada de toma de aeropuertos, incendio de comisarias y locales del Estado.

Le están declarando la guerra al Estado y se necesita alguien a la cabeza que dirija el combate antes esos embates. La población ya no quiere volver a pasar por las terribles épocas del terrorismo senderista.

JOSÉ WILLIAMS: El presidente del sucedería en el cargo a Dina si esta renuncia. En el Parlamento la izquierda le ‘quiere hacer la camita’: reemplazar a la actual mesa directiva para colocarle la banda a la ‘apaleadora de ambulantes’ Susel Paredes. Su misión es imponer como prioridad del Legislativo el adelanto de elecciones.

SENDERO: Es innegable que detrás de la bien organizadas escaladas de destrucción de locales del Estado, incendio de casas de parlamentarios, la quema y ‘ajusticiamIento’ de un policía hay, según partes de inteligencia, miembros del siniestro Movadef, organismo de fachada de Sendero Luminoso, que tuvieron las puertas abiertas de Palacio de Gobierno de la mano de Castillo.

Si el propio Íber Maraví estuvo un día antes del golpe de Estado. Con razón el demoniaco Aníbal Torres amenazó: ‘Correrán ríos de sangre’. Apago el televisor.

MÁS INFORMACIÓN: