Este Búho está imparable y continúa con su ranking de fin de año. Ya puse cuarta y no me para nadie. Y cuidado que el que se pica pierde.

LA BRONCA DEL AÑO: Vladimir Cerrón no perdona que Verónika Mendoza, a quien odia, tenga tanta influencia con Pedro Castillo. En una discusión con Marco Arana, el líder de Perú Libre planteó que en Cuba ‘los caviares estarían fusilados’. Pero la verdad es que la ‘Vero’ está ganando la batalla porque la mayoría de ministros del gabinete es de Juntos por el Perú, empezando por Anahí Durand, Pedro Francke, Roberto Sánchez y ahora el nuevo ministro de Educación. Parece que hubieran ganado las elecciones.

LA FRASE PICANTE: En una entrevista concedida a Oscar Torres, de Trome, la presidenta del Congreso, Maricarmen Alva, aseguró que ‘la calle pide vacancia’. Eso generó tremendo escándalo entre las bancadas oficialistas, que incluso quisieron censurar a la acciopopulista. La verdad es que hay un gran sector de la población que pide que se vaya Castillo por su desastroso gobierno.

LA REVELACIÓN EN LAS REDES: El gran ‘Cuto’ Guadalupe la viene rompiendo con sus entrevistas en la plataforma digital . Solo la entrevista que hizo al ‘Loco’ Vargas tuvo más de un millón de reproducciones en YouTube. La fe, la fe, es lo más lindo de la vida.

LA SEPARACIÓN: Tremendo impacto causó que la popular conductora Andrea Llosa anuncie la separación de su esposo Luis Ávalos, tras quince años de matrimonio. Incluso, ella había comentado meses antes que se iba a casar en Europa. Una pena.

EL ROCHE DEL AÑO: La salsera Yahaira fue filmada en la maletera de un auto cuando pretendía escapar de la celebración de su cumpleaños en plena prohibición de fiestas por el coronavirus.

EL ABRAZO DEL AÑO: El de Christian Cueva con el ‘Tigre’ Gareca, luego del gol del volante ante Venezuela. Ese triunfo nos permitió seguir soñando con el Mundial de Qatar. También que el entrenador le perdona todo a su ‘ahijado’.

LAS ‘VISITADORAS’ DEL AÑO: Las ‘influencers’ Paula, Jamila, Macarena y Rosmery se lucieron en interminables juergas en el balneario Tulum, en el Caribe mexicano, donde solo el hospedaje en hoteles ‘cinco diamantes’ cuesta hasta mil dólares la noche. Qué buena vida la de las siliconeadas.

LOS QUE SE FUERON: En el año que se va se nos fueron figuras del arte por culpa del maldito coronavirus, como Guiller, el ‘rey de las cantinas’, y el actor Gustavo Cerrón, quien interpretó a Chacalón en televisión. El cáncer se llevó al actor Juan Manuel Ochoa, el inolvidable ‘Jaguar’ de ‘La ciudad y los perros’. También Susana Higuchi, el político izquierdista Manuel Dammert y el joven cineasta Óscar Catacora, director de ‘Wiñaypacha’, la única película filmada en idioma aimara. Que descansen en paz.

LA MEJOR SERIE NACIONAL: ‘De vuelta al barrio’, de América. Muchos pensaron que una serie ambientada en los años setenta no pegaría, pero lo logró la historia de ‘Pichón’ (Paul Martin) y Malena (Mónica Sánchez), con una pléyade de actores de toda edad y experiencia, donde destacó Adolfo ‘Papá ‘Chuiman, quien lamentablemente por la pandemia debió dejar de grabar.

LA MEJOR ACTRIZ: Mayella Lloclla no solo destacó en la telenovela ‘Dos hermanas’ (América) y ‘El último bastión’ (Netflix /canal 7), sino que participó en la serie de Netflix ‘La reina del sur’, al lado de la actriz internacional Kate del Castillo. También participó en la taquillera película nacional ‘Un mundo para Julius’, basada en la obra homónima del escritor Alfredo Bryce Echenique. No me sorprendería que diera un salto a Hollywood.

LA BRONCA SIDERAL: Nunca se había visto tanto descontrol en la organización de una clásica chocolatada navideña. El evento organizado por el streamer de Dota 2 ‘Sideral’, Jesús Luján Carrión, en el Parque Villa del Norte, Los Olivos, estuvo a punto de terminar en tragedia cuando un grupo de personas que no logró ingresar tumbó la reja y el descontrol fue total.

LA MASCOTA DEL AÑO: Un niño compró un supuesto perrito en el centro de Lima y lo bautizó como Run Run. Al crecer el animal tomaba más la forma de un zorro que de un perro. Alertadas las autoridades, fueron a detenerlo, pero el zorrito andino se escabullía y mantuvo en vilo a la población hasta que fue capturado y llevado a un centro especializado en animales salvajes. Otra vez me quedé corto. Mañana continúo. No me llamen, estoy haciendo mi fogatita en la playa para quemar a las doce a los muñecos que compré en el Mercado Central: Pedro Castillo, Karelim Palacios y Bruno Pacheco. Apago el televisor.

TE PUEDE INTERESAR

tags relacionadas