Bruno Pacheco y Pedro Castillo
Bruno Pacheco y Pedro Castillo

Este Búho no se sorprende con los ‘anticuchazos’ que la Fiscalía viene descubriendo en el círculo más cercano de Pedro Castillo. El , es un hecho que debe alertar al país porque se trataría de dinero de procedencia ilícita. Para especialistas en derecho penal, este hallazgo debería considerarse como un ‘indicio’ del delito de lavado de activos.

MIRA: Pedro Castillo sobre Bruno Pacheco: “Me someto a los usos y costumbres de los ronderos”

Bruno Pacheco no era cualquier hombre, era el brazo derecho, el de más confianza, el acólito del presidente de la República, quien hasta la fecha no ha dicho absolutamente nada sobre este escandaloso tema y más bien ha vuelto a arremeter contra quienes lo investigan. Ha preferido voltear la mirada hacia un punto ciego, en vez de exigir una investigación exhaustiva y profunda sobre un evento que lo atañe directamente. Ha preferido la victimización primero y la amenaza después. Una actitud que reconozco perfectamente, pues en Huancayo, centro de operaciones de Perú Libre, el inefable Vladimir Cerrón hacía lo mismo contra sus opositores cuando era gobernador regional.

Sus dos gestiones, marcadas por la corrupción y la ineptitud, fueron fiscalizadas e investigadas por colegas valientes y probos. Estos periodistas, con quienes conversé largo y tendido, me relataron el accionar del popular ‘Doctor Anemia’. “Cuando se empezaron a destapar las corruptelas de Cerrón, también empezaron a querer callarnos. Las denuncias que hicimos nunca profundizaron, pero era evidente de dónde venían los ataques”, me contó un colega. Evidentemente, esto me lo narraron ‘off the record’. Entonces y quizá hasta hoy, los tentáculos de Cerrón siguen moviéndose por Junín con mucho poder. A un periodista lo secuestraron y lo lanzaron al río Mantaro. A otro le dejaron un explosivo en su casa. Quien sí pudo dar la cara, con miedo quizá de que puedan tomar represalias contra él, fue Óscar Rodríguez, corresponsal de Panamericana en Huancayo. Él denunció malversación de fondos del Gobierno Regional de Junín en la creación de un vivero.

PERIODISTA DENUNCIÓ A CERRÓN Y LO AMEDRENTARON

Se había aprobado una millonaria inversión para esa obra, pero jamás se ejecutó. Entonces Vladimir Cerrón era presidente regional. Al anunciar el destape por sus redes sociales, la misma noche, dejaron un perro muerto en la puerta de su casa y lanzaron piedras sobre su techo de calamina. Él entendió el mensaje y no ‘arrugó’ con la denuncia. Evidentemente, estos atentados eran dirigidos y las denuncias cayeron en saco roto. Nunca se encontró a los culpables.

Recorrí Huancayo por sus cuatro rincones. Vi con mis ojazos un verdadero elefante blanco: el hospital El Carmen. Una construcción inútil, paralizada, con ampliaciones de contratos millonarias y sospechosas. Este hospital hubiera ayudado a salvar cientos de vidas durante la pandemia, pero ahí está, inservible. Por eso y otras obras más, allá se le conocía a Cerrón como ‘el rey de las maquetas’. Solo pedazos de cartón y promesas era lo que llevaba por donde iba. Así como la promesa que durante toda su campaña hizo Pedro Castillo: ‘No más pobres en un país rico’. Y parece que lo está cumpliendo, pero en sentido contrario, pues los únicos que están amasando fortuna en su gobierno son sus amigos y paisanos. Porque no se puede explicar que alguien esconda veinte mil dólares sin justificación alguna en un baño o que diga escuetamente que es el ahorro de su vida.

Bruno Pacheco no es un individuo con la moral limpia, hace poco fue acusado de presionar en la Sunat para condonar deudas y en el Ejército para favorecer ascensos. Pero lo que menos se puede explicar es que el líder del Gobierno, el mismo mandatario, no rechace con energía cualquier acto o sospecha de corrupción. Sobre todo, cuando esto sucedió en sus propias narices. Está tan mudo como los ‘dignos’ que lo eligieron. Apago el televisor.

TE PUEDE INTERESAR