Walter Martos, presidente del Consejo de Ministros. (Foto: Alessandro Currarino / GEC)
Walter Martos, presidente del Consejo de Ministros. (Foto: Alessandro Currarino / GEC)

Este Búho ve a los partidos políticos en el Congreso más ‘movidos’ que Kike Suero y el Chato Barraza saliendo abrazados de la Fiesta de Año Nuevo con ‘corcho libre’ en Lince, antes que llegara la cuarentena. Por eso les presento estos ‘pastillazos’ que siempre reclaman mis lectores.

MARTOS DA LA CARA: Hoy se presenta ante el Congreso el premier Walter Martos y hasta las casas de apuestas deportivas han colocado en su parrilla opciones si le otorgan o no la confianza. No creo, como dicen por allí, que el primer ministro pecó al no reunirse con las bancadas. Pienso que el militar hizo sus jugadas ‘por la sombrita’, no quiso cometer el yerro de Cateriano de hacer mucha ‘fufulla’ en los encuentros y hasta prefirió reunirse con un patriarca respetable, Luis Bedoya, pero que no tenía vela en lo que se iba a decidir en el Congreso.

Vizcarra le allanó el camino al contentar a dos bancadas intransigentes, el Frepap y el Frente Amplio, al ofrecerles las cabezas de los ministros de Energía y Minas y de Trabajo, como reclamaban. Inclusive, como un guiño al ‘fujiaprismo’, también entregó la cabeza de Gloria Montenegro al reemplazarla por Rosario Sasieta, candidata por la ‘estrella’ en el 2016.

Y me imagino que también la afrenta la habrá sentido Cateriano, por el hecho de que sacaron a su ‘pulpín’ de Trabajo, por quien se fajó, y a su amigo Rafael Belaunde. El Ejecutivo confía en que estos gestos convenzan a las principales bancadas como Acción Popular, Alianza para el Progreso y Podemos, pues ya tiene asegurados los votos de Somos Perú y de Fuerza Popular. Los principales líderes de esas fuerzas: Merino, Acuña y Luna, se juegan su partido aparte con la salida del ministro de Educación, pero ya quedaron como ‘chantajistas’ y no les conviene otro roche ante una opinión pública sensible por la pandemia. Vizcarra juega a eso.

CONGRESISTA CON ROCHE: A José Luna Morales le cae a pelo la advertencia de los Evangelios, según San Mateo: ‘Cuídense de los falsos profetas’. Y en el versículo 16: ‘Por sus frutos (obras) los conoceréis’. Luna es el fogoso promotor de la controvertida -por decir lo menos- propuesta para que el Estado ‘devuelva’ el dinero de los aportes del fondo común de la ONP.

Se le podría criticar al líder de Podemos que su propuesta es populista, electorera o impracticable, por el grave prejuicio que ocasionaría a los fondos públicos. Pero en ‘Cuarto Poder’ se reveló algo grave: tres universidades del grupo que maneja Luna adeudan al estado más de 400 mil soles que debían depositar a la ONP, como aportes para los fondos de pensiones y para EsSalud. ¿Con qué cara puede amenazar con censurar y llamar ‘inhumana’ a la ministra de Economía, porque se opone a esta iniciativa? Increíble la sinvergüencería.

LUNAREJO’ CON CUELLO BLANCO: Un reportaje televisivo encendió las alarmas de los valientes procuradores anticorrupción y de la misma Agencia Norteamericana Antidrogas (DEA): el Fiscal Supremo Víctor Rodríguez Monteza, acusado de estar vinculado a la organización criminal ‘Los cuellos blancos del puerto’, pidió la ¡anulación! de la condena contra Fernando ‘Lunarejo’ Zevallos, para quien se dictó en 2019 una sentencia de 27 años de prisión por el delito de lavado de activos vinculados al tráfico de drogas.

Esto motivó la airada protesta de la Procuradora anticorrupción, Sonia Medina, quien dijo que Rodríguez Monteza ‘solo se ha dedicado a transcribir su resolución en base a los argumentos esgrimidos por la defensa de Fernando y su hermana Lupe Zevallos, también condenada por el mismo delito’.

‘Lunarejo’ cumple su condena en el penal de Ancón y Lupe está prófuga y encabeza ‘la lista de los más buscados’. Hay que recordar que el gobierno norteamericano colocó al ex dueño de la tristemente célebre Aerocontinente, como uno de los diez más grandes narcotraficantes del mundo. Extraño, muy extraño. Apago el televisor.