Pedro Castillo acorralado
Pedro Castillo acorralado

Este Búho siente indignación y rabia al comprobar cómo llega el Perú a un nuevo 28 de julio. Con la vergüenza de que nos gobierne un inepto contumaz y todavía corrupto como Pedro Castillo, según las confesiones ante la Fiscalía de su socio en las ‘cuchipandas’ y corruptelas, Bruno Pacheco. Nunca se ha visto en el país algo parecido.

LEE TAMBIÉN: El Búho: La caída de Bruno Pacheco

Lo triste es que, al parecer, nos estamos acostumbrando a esta podredumbre. Recuerdo que antes las familias celebraban las Fiestas Patrias con emoción, te encontrabas con el vecino en la calle y te decían ‘¡feliz 28!’, los padres compraban ropita nueva a sus hijos para llevarlos a uno de los grandes circos que llegaban a la capital y provincias.

Ahora se vive un hartazgo general. No creo que nadie tenga ganas de celebrar si vemos en los noticieros y leemos en los diarios y redes sociales que el presidente es acusado de mandar a sus escoltas, a los que apodaba ‘Las sombras’, a recibir las coimas a nombre suyo.

Las confesiones de son muy graves. Ha revelado que se cobraba veinte mil dólares por cabeza a los policías por ascenderlos a generales. Que junto a Zamir Villaverde, sus sobrinos y Juan Silva convirtieron el Ministerio de Transportes y Comunicaciones en la ‘cueva de Alí Babá’.

De lo dicho por Pacheco, se llega a la conclusión que el chotano no solamente delinquió en negociados y cobro de coimas, sino fue más siniestro: obstaculizó el trabajo de la justicia porque habría mandado a su jefe de gabinete en la sombra, Beder Camacho, a ayudarle a fugar a Bruno y no solo eso, sino que utilizó a la Policía para sus oscuros fines políticos. En esta desgraciada coyuntura nos encuentra hoy, 28 de julio. ¿Qué clase de discurso puede ofrecer Pedro Castillo al pueblo peruano? No tiene ninguna autoridad moral para referirse a los héroes de la gesta independentista.

“¿Qué salida le queda a Castillo? Renunciar”

La ciudadanía solo espera que, al menos, tenga un poco de dignidad y renuncie. Por muchísimo menos PPK dejó la presidencia. El cajamarquino está en un callejón sin salida. Con tres colaboradores eficaces que lo sindican como el cabecilla de una organización criminal. Parece que también se entregaría Juan Silva, su ministro preferido y el hombre señalado como el que hacía pingües negocios.

¿Qué salida le queda a Castillo? Renunciar y no esperar a que un Congreso, altamente desprestigiado, sienta la presión y el clamor popular para que lo vaque. Una segunda opción es la que le está poniendo en bandeja la izquierda caviar, esa misma que fue la culpable de crear a este ‘monstruo’.

Ellos estarían buscando generar que el profesor se asile en un país ‘amigo’, Cuba, México o Bolivia, para así evadir el brazo de la justicia, argumentando ‘persecución política’. Ellos no lo hacen de ‘perdonavidas’, sino que desean que lo reemplace Dina Boluarte, a la que ya tendrían ‘arreglada’ para que asuma la presidencia y los ‘caviares’ volverían a lo que más les encanta: los ministerios y las asesorías al estilo de Salvador del Solar y su argolla.

Una tercera opción es que se vuelva más cínico y pretenda hacer creer que todas ‘son habladurías’ y ‘no hay pruebas’ y por otro lado azuzar a la calle con las hordas de ronderos o izquierdistas radicales que intentarían incendiar la pradera. Pero esta última sería solo un manotazo de ahogado. Qué vergüenza que tengamos un mandatario indigno. Los escolares estudian en los libros de historia a los héroes de la Independencia, a San Martín, a los autores de nuestro bello himno, José de la Torre Ugarte y José Bernardo Alcedo.

Hoy el Perú llama la atención por compositores de la corrupción. Ese es el nuevo escenario que nos trajo Castillo, sin héroes, solo villanos. Pero el Perú sabrá salir adelante. Somos un pueblo decente y emprendedor. Allí tenemos ejemplos de provincianos emergentes de Gamarra, o el brillante ejemplo de sacrificio para darle logros al Perú, como Kimberly García. Que no venga Castillo a disfrazarse de pobrecito provinciano al que no dejan trabajar. Más bien avergüenza a los provincianos. Apago el televisor.

VIDEO RECOMENDADO

Fiscal Patricia Benavides sobre Bruno Pacheco
Fiscal Patricia Benavides sobre Bruno Pacheco

TE PUEDE INTERESAR