(Fotos: El Comercio)
(Fotos: El Comercio)

Este Búho tiene más de treinta años en el oficio de periodista y no se deja llevar por discursos bonitos y modulados, ni por los mundos maravillosos que nos presentan. Me permití esperar en vez de aplaudir en la platea con las promesas del nuevo presidente Francisco Sagasti, sobre todo, de un ‘gobierno plural, de ancha base’, como debe ser en un mandato de transición. Pero una vez confirmados los ministros, vimos más de lo mismo. Nombraron a los viejos amigos y amigas de los organismos no gubernamentales, la izquierda de cafetín y algunos oscuros funcionarios de las administraciones mediocres de los presidentes Toledo, Ollanta, PPK y Vizcarra. ¿A eso podemos llamar un gabinete plural y de consenso? Nos mantendremos expectantes, pues el país está en una grave crisis sanitaria y económica.

Ya no estamos para que se vuelvan a repetir esas farras en ‘asesorías’ en la Presidencia del Consejo de Ministros y otros ministerios. La llamada ‘generación del bicentenario’ o ‘generación TikTok’ debe estar alerta. ¿A dónde van a parar esas jugosas consultorías? Pasando a otro tema, estos ojazos tienen la obligación de comentar la última encuesta de intención de voto presidencial de Ipsos Perú del mes de noviembre, siempre agarrando mi ‘espada del augurio’ de ‘Los Thundercats’, para que me permita ver más allá de lo evidente.

GEORGE FORSYTH (16%): Se va desinflando el favorito que en setiembre lideraba cómodamente con 23 %. Tuvo una pobre participación en el periodo de vacancia de Martín Vizcarra. Primero pidió el apoyo a la población para los nuevos ministros. Y luego se transformó, como por arte de magia, en un ‘pulpín’ gritando ‘golpista’ a Merino. Demostró poca seriedad en el manejo de situaciones críticas y eso ya lo están advirtiendo los electores. Posiblemente adopte la táctica del ‘muertito’, sin abrir la boca para no bajar más puntos.

JULIO GUZMÁN (7%): Fue el que más sacó provecho de esta crítica situación, sobre todo por la coherencia de la bancada del Partido Morado en el Congreso. Su presencia con su risita congelada en las marchas de protesta, si bien disgustó a muchos jóvenes que lo vieron como oportunista, lo colocó políticamente como firme opositor a la espuria intentona de Merino. De lo bien o mal que gobierne Sagasti dependerán también sus posibilidades en la futura elección. Solo se espera absoluta neutralidad. Morado más morado...

DANIEL URRESTI (6%): No pudo con su espíritu bochinchero, y en las dramáticas horas en que se necesitaba elegir a un presidente del Congreso se unió a la táctica boicoteadora de su nefasto grupo Podemos, del controvertido José Luna. Se encuentra descolocado en un Congreso con otra mesa directiva. Pasada la anestesia del cambio de gobierno, volverá con su cantaleta de que se retire la totalidad de fondos de las AFP y que el Estado pague a los de la ONP.

VERÓNIKA MENDOZA (6%): Supo mover sus fichas en esta complicada coyuntura política. Sintonizó con la mayoría de la población al oponerse a la vacancia del anterior mandatario. También apoyó las marchas callejeras, pero en Cusco la pifiaron y gritaron ‘izquierda y derecha son la misma m...’. Su subida en las encuestas ha generado que candidatos como el economista Hernando de Soto la rete a una polémica para discutir sobre su oposición a la inversión minera. Al parecer se la quieren ‘almorzar’ a la ‘Vero’.

KEIKO FUJIMORI (5%): No puede controlar su naturaleza de ‘Kill Bill’. Cuando proclamaba el apoyo a la ‘gobernabilidad’, no dudó en ordenar a su bancada el apoyar al desaforado bloque de ‘vacadores’. Al final fue por lana y salió trasquilada. Pese a ello, este columnista se opone a que por pedido de un fiscal a un juez se elimine de la contienda electoral la lista de Fuerza Popular. A este partido solo lo pueden castigar los electores no otorgándole su voto.

HERNANDO DE SOTO (4%): Muchos descalifican al destacado economista reconocido a nivel mundial. Dicen que esta elección será de caudillos y él es un pésimo candidato. Su reto será conectar con la gran masa de la población y especialmente con los jóvenes. Apago el televisor.

TE PUEDE INTERESAR: